- Publicidad -
viernes, abril 12, 2024
32.3 C
Zulia

Habla la mamá de la niña Isabel: “Mi hija quería como un abuelo a ese asesino”

- Publicidad -

Guilmery Castillo, madre de la pequeña Isabel Paola, pidió justicia por la muerte de su hija, quien el próximo diciembre cumpliría 11 años.

“Que pague ese hombre por la muerte de mi niña… Qué dolor.. Mi niña era una bebé de diez años, le pregunto a Dios por qué no ayudó a mi niña, por qué no le metió la mano a mi hija.. Era una bebé”, dijo Castillo, llorando desgarrada de dolor, mientras conversaba con Es Con Usted.

Lee también: Un hogar disfuncional arropaba a la niña Isabel

Contó que a su hija la encontraron muerta aproximadamente a las 10.00 de la noche de este lunes en la casa donde Luis Ferrer vivía al cuido. La última vez que la vieron con vida fue ese mismo día, cuando ella le pidió permiso a su papá para ir con este hombre a cobrar un dinero.

“Él (Ferrer) pintaba carros. Dijo que iba a buscar una plata que le debían y le dijo a mi hija que lo acompañara a buscar unos cobres”, relató su madre.

Eran aproximadamente las 10.00 de la mañana de este lunes cuando la niña pidió permiso. Su padre le permitió ir con Ferrer. No la vieron más. En vista de que no llegaba a casa, salieron a buscarla por el barrio y zonas aledañas. Como no la encontraron, a las 10 de la noche su papá fue con un grupo de gente a la casa de Luis Ferrer, rompieron el candado, y allí encontraron a la niña sin vida en el baño.

“Mi hijo mayor fue el que la encontró en el baño. Dios míooo, qué dolor”, expresó Guilmery llorando.

Como un abuelo

“Queremos que ese hombre pague.. Mi hija lo quería como un abuelo. Él era vecino, una vez no tenía qué comer y él nos ayudó. Allí se acercó a nosotros. Lo tenía en mi casa como un amigo”, declaró la madre, quien indicó que el sujeto los ayudaba por momentos.

Destacó que algunos vecinos la alertaban y le decían que tenía cara de sádico, pero ella se fijaba en que era bueno al ayudarlos económicamente.

La mujer relató que en horas de la tarde de este lunes, ella se fue a trabajar a Mercamara, donde vende café hasta el otro día. La llamaron como a la medianoche para decirles que se regresara rápido a su casa por la emergencia.

Cuando Guilmery llegó a su residencia en Los Haticos, sintió lo peor. Los policías y funcionarios del CICPC resguardaban la zona. A su hija la encontraron muerta dentro de la casa donde vivía Luis Ferrer, quien está evadido. Se desconoce su paradero.

La mujer indicó que los detectives no le permitieron entrar a la escena del crimen, pero manifestó que su hija estaba toda golpeada. Dicen que también fue violada, pero para confirmar esto último, esperan los resultados de las experticias forenses.

Los familiares encontraron en la casa la gorra y la camiseta que tenía puesta Luis Ferrer cuando lo vieron por última vez con la niña.

Isabel Paola Aizpurua Castillo era la tercera de cuatro hermanos, el mayor tiene 15 años, también están otras dos hermanitas de 14 y ocho años.

Noticia al Día con información de Esconusted

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -