Y así "le voló la piedra" Movistar al Maestro Alexis Blanco

Y así «le voló la piedra» Movistar al Maestro Alexis Blanco

MOVÍANGUSTIAR…Sospecho que un poderoso virus empapa de codicia y agiotismo mis servicios de telefonía…La compañía telefónica que conecta mi celular al mundo desanda, impune, entre la devastación y la miseria que se nos ha venido encima cual tsunami depredador. Nadie quiere ponerle el cascabel al gato en ninguna instancia gubernamental y hasta se especula que a cambio de esos mismos servicios dichas instancias oficiales han dado luz verde a la telefónica para que pinte de ese mismo color verde a las tarifas. Antes yo tenía un plancito que era de lo más justito y accesible a mis niveles de pobreza. Y de pronto estuve pagando cerca de Bs. Nueve millones y medio por la renta prepago. Y cuando el runrún comenzó a gritar alarmado que ya la compañía telefónica había aumentado de nuevo la renta básica ad hoc, pues me encontré con una muy bizarra mezcla de sarcasmo y desidia. Tan malo es el servicio como la maldad con la que agobian mis ruñíos bolsillos. Maldad en cadena. Lo único que me despierta de esta pesadilla de datos celulares que estos hijosdelagranprepago me tienen aplicada es que no soy yo solo, el único sin cable a tierra, sino que son millones y millonas de venezolanos los que cada día estamos más desconectados. Adviertome sobre las consecuencias posibles de este grito que estoy lanzando ¿al vacío? pero tuve la precaución de hacer una imagen de lo que Movistar (jamás he escrito Movistafar, eso es un error del corrector automático y no lo quiere enmendar) y si miran con detenimiento el capture verán que la codiciosa avidez y la impunidad de los jerarcas de la compañía es tan grande, que no hay matemática posible que dictamine cuánto es lo que en realidad quieren cobrar por un servicio fundamental, primordial y de necesidad indispensable en estos tiempos de pandemia y sus tortuosas manifestaciones criminales. Es una cifra que bien podría leerse algo así como “pa’nuestros cojines, pague o se jode”. Como soy un sexagenario muy pizpireto e iconoclasta intento siempre ver el sentido común de las cosas, aún las más absurdas y oprobiosas, pero de verdad que se pasaron…Quiero decir que podría entender, si tuviesen la buena voluntad de explicármelo, los avatares de un servicio cuyos costos se justiprecian en dólares y que quizás Venezuela tenga el servicio a más bajo precio del orbe por esto y por aquello y por equis y por zeta y que el algoritmo se ha fracturado a nivel mundial tras el divorcio de Bill y Melinda y qué tal y pascual y que si Cantinflas ándele ándele junto con El Chapulín desconectados, etcétera etcétera… Lo que ahora mismo quiero entender es cómo, por el amor de ese Dios que últimamente anda tan ocupado, se puede leer este monto y qué debo hacer, a cual Mefistófeles debo llamar por el 811 para que me digan qué coño está pasando con esto y si tendré que vender mis yates, mis villas en la Toscana y en Murano, además de mis penthouses en Central Park y Les Champs Elysees, además de los ranchos de Roma y Río de Janeiro para poderles pagar ¡un mes! de mi puta renta…Dejó esto, con la imagen capturada, en el ambiente…

Alexis Blanco