- Publicidad -
viernes, junio 9, 2023
25.6 C
Zulia

Los sueños de superación de Engelis: la niña que quiere ser doctora

- Publicidad -

De lunes a viernes, cada mañana, Engelis González deja la huella de sus pasos por un camino polvoriento, desde su hogar hasta llegar a la vía asfaltada. Allí toma el autobús que, tras rodar media hora, la dejará frente al liceo Ana María Campos, de La Concepción, municipio Jesús Enrique Lossada.

Tiene 16 años y estudia cuarto año de Bachillerato. Sus materias preferidas son Biología, Orientación y Convivencia. Sus notas, en general, son sobresalientes y, en más de una oportunidad, su boletín exhibe 20 puntos. Es dedicada y disciplinada.

Llegar a este punto de su formación académica, es casi como haber hecho, por su cuenta, un viaje a la luna: vive junto a su familia rodeada de privaciones, en un rancho de latas, carente de los servicios básicos; cualquiera en su lugar habría desistido.

Foto: Fanny Reyes / Noticia al Día

Estudiar y ayudar a los suyos

La pobreza hace sentir su peso con extrema contundencia, pero Engelis no está dispuesta a ceder: no dejará de estudiar, aunque todo parezca contrariar esa intención.

Cuando no hay dinero para los pasajes, se queda en casa, pero busca la forma de no atrasarse en los deberes. En ocasiones, Engelis compra chupetas o caramelos, para venderlos y así ayudarse con el pago de su transporte diario y del ciber, al cual acude cuando alguna tarea escolar lo amerita.

Quiere ser doctora, para sanar niños, curar a su hermana mayor, Yangelis, confinada a una destartalada silla de ruedas y castigada por convulsiones.

Su anhelo es sacar a su familia de la situación en la que viven, sobre todo a su mamá. “Quiero que me vaya bien en la vida” dice, con esa mirada profunda y serena que le caracteriza.

Útiles y libros que son un tesoro en sus manos

Su padre y hermano trabajan en la recolección de plásticos del Relleno Sanitario. De allí traen cuadernos, libros, uniformes escolares, que han ido a parar a la basura, pero que para Engelis son un tesoro.

Gracias a Maru Graterol, una dama dedicada a labores filantrópicas, con quién se toparon de manera providencial, este último año Engelis ha recibido útiles escolares, calzado, alimentos para ella y los suyos.

Esta ayuda ha sido una brisa fresca para la agobiada familia, quienes no dejan de agradecer a Dios y a su benefactora.

A dónde van los sueños de Engelis

Aunque los estudios son la prioridad de Engelis, cuando termina la tarea ayuda a Sara, su mamá, en las labores del hogar, sobre todo cuidando a los pequeños de la casa: su sobrina Ruth Yamilet, de 11 meses; y sus primitos Leonardo, de 7 años, y Norelis, de 6.

Al final del día, el merecido reposo de Engelis ocurre en un viejo pedazo de goma espuma. Sus sueños son refrescados por un improvisado ventilador, que no tiene la fuerza para alejar la plaga y el calor.

Pero ella, sueña en grande. Se ve graduada, prosperando y ayudando a los suyos. Sin embargo, el camino que llevará a Engelis hasta la Universidad del Zulia, para estudiar Medicina, tal y como es su deseo, es largo y sinuoso.

Falta mucho para que esta niña zuliana pueda ver cristalizados sus sueños, pero le sobran ganas, arrojo y convicción para llegar a la meta.

Lee también: El amor ilimitado de Sara: una madre que se agiganta en la adversidad

F Reyes

Fotos y videos: F Reyes

Noticia al Día

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -