Joven de 13 años muere en extrañas circunstancias en el Noriega Trigo

Joven de 13 años muere en extrañas circunstancias en el Noriega Trigo

Ángeles Martínez Meléndez (13)

El día lunes familiares de María de los Ángeles Martínez Meléndez de 13 años, la llevaron al Hospital Noriega Trigo de San Francisco, luego de que presentara vómito y un ganglio inflamado en el cuello. Pasadas 24 horas los médicos la entregaron muerta y sin una «explicación concreta».

Parientes en la morgue de LUZ señalaron que la joven comenzó a sentirse mal por lo que fue trasladada desde su casa en el sector San Felipe, hasta el Hospital Noriega Trigo, en donde fue recibida por los galenos de guardia quienes le diagnosticaron una severa deshidratación. En menos de 12 horas, a ella le colocaron 13 sueros y los médicos argumentaban que tenía una pequeña infección que debía ser tratada, añadido a eso le hicieron exámenes de rutina y nunca informaron qué era lo que tenía», comentó un tío.

Explicaron que la niña de un momento a otro dejó de orinar por sus propios medios, por lo que le colocaron sondas.

Al amanecer del martes la joven continuaba hablando con sus familiares tranquilamente; sin embargo, decía que se sentía mal y, a las 12.00 del mediodía, los doctores la remitieron extrañamente a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

«Los médicos caminaban de un lado a otro y le colocaban medicamentos, de pronto comenzaron decir que necesitaban ingresarla a la UCI sin explicar lo que pasaba», manifestó otro familiar.

A las 2.00 de la tarde le inducieron un coma para «poder tratarla». Tres horas mas tarde informaron que había muerto. «Intentamos pedir una explicación clara pero ningún médico nos dio la cara», comentó el pariente.

No obstante, los familiares comenzaron a hacer las diligencias para los gastos fúnebres, y al llegar nuevamente al hospital resultó que el cadáver de la joven ya había sido preparado sin ningún permiso y su acta apuntaba que había muerto por un shock séptico.

Ante el hermetismo de los médicos y la sospecha de que algo andaba mal,familiares se contactaron con funcionarios del CICPC cuyos detectives llegaron al sitio y levantaron el cuerpo para hacerle un nuevo estudio forense en la morgue de LUZ.

La mañana de este jueves fue entregado el resultado del estudio el cual indica que la adolescentes nunca presentó una Septicemia, no obstante apunta que si había deshidratación y neumonía.

La familia formalmente formuló una denuncia por lo ocurrido ante una posible «negligencia médica». CICPC subdelegación La Cañada atiende el caso.

Asimismo, aportaron a los medios de comunicación las imágenes de los dos resultados de las autopsias y sus contradicciones médicas.

Noticia al Día