Niños adorables querían engañar a su maestra con el mismo corte

Niños adorables querían engañar a su maestra con el mismo corte de cabello

Dos niños adorables tuvieron la intención de engañar a su maestra cuando uno trataba de hacerse pasar por el otro. La razón es que ambos se consideraban idénticos y, desde su perspectiva, al hacerse un corte de cabello similar resultarían tan parecidos que lograrían confundir a su educadora en la escuela.

Lo llamativo para todas las personas es que estos pequeños tienen diferente color de piel, pues uno es de tez clara y el otro es de tez oscura. Por este motivo, su punto de vista fue una lección para quienes se enteraron de su historia. El genuino acto de los amiguitos birraciales se hizo viral inesperadamente.

Fue la madre de uno de los chicos quien publicó lo sucedido y quedó sorprendida al ver cómo el hecho causó revuelo en las redes. Con la vivencia de estos pequeños podemos reflexionar sobre las diferencias que solemos encontrar en sociedad y los límites que trazamos entre nosotros. Y es que la diversidad interracial y la inclusión social son temas que debemos atender en conjunto.

Dos niños adorables e “idénticos”

Sus nombres son Jax Rosebush y Reddy Weldon, dos compañeros de clase de 4 y 5 años de edad que juegan juntos y tuvieron una magnífica idea. Ambos entablaron una amistad tan linda que se sintieron muy parecidos. Este fue el punto de partida para pensar en tratar de engañar a su maestra.

Lydia Rosebush, representante de Jax, realizó una publicación de Facebook y contó todo lo sucedido. Inicialmente, el niño se debía cortar el cabello al llegar el fin de semana y terminar las clases. Llegado el momento, a Jax se le ocurrió raparse el cabello por completo para lucir igual a Reddy.

“Dijo que no podía esperar para ir a la escuela el lunes con el cabello como el de Reddy, para que su maestra no pudiera distinguirlos”.

Para estos niños adorables provenientes de Kentucky, su color de piel no era un límite ni un rasgo de distinción, pues estaban seguros de que lograrían que su maestra se confundiera. En este sentido, el lunes siguiente fueron a la escuela con sus respectivos cortes de cabello y la educadora decidió actuar confundida, justo como ellos esperaban.

Como la maestra les siguió el juego y fingió confundirse, los demás niños de la clase también hicieron lo mismo con otros compañeros. Sin lugar a dudas, esta iniciativa genuina de Jax se convirtió en una dinámica espontánea que invita a mirarnos y sentirnos como iguales sin que eso signifique un problema.

Una lección genuina de igualdad

Jax y Reddy se divirtieron juntos con esta iniciativa que estaba lejos de querer demostrar que habían superado una barrera. Y es que realmente para ellos no existía una barrera de diferencias que los dividiera o les hiciera verse distinto.

Por su parte, la madre de Jax estaba muy sorprendida al ver que este hecho se robó el corazón de miles de personas en redes. Ella solo quería compartir con sus conocidos la ocurrencia de su pequeño. “Simplemente me pareció gracioso que Jax ni siquiera se diera cuenta de que Reddy es de un color diferente; cuando describe a Reddy nunca lo menciona”, explicó.

La experiencia entre los niños quedó plasmada en las redes como una lección que se debe tener presente en la sociedad. Pensar que la raza, las creencias o las nacionalidades son motivo de distinción o superioridad entre unos y otros, solo ha causado desigualdades e injusticias. Es momento de aprender de un niño adorable de 5 años.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Mejor con Salud