¿Se recupera el crédito en Venezuela? Esto dicen los datos

¿Se recupera el crédito en Venezuela?

Se-recupera-el-crédito-en-Venezuela

Foto: EFE

La recuperación del crédito es aún relativa en Venezuela. Ciertamente, algunas entidades han comenzado a incrementar límites de sus tarjetas y efectivamente hay una mejor oferta de préstamos para el sector productivo.

Según los datos de abril, la cartera de crédito aumentó 185% en el último año reportado, y ascendió a 2.069,4 millones de bolívares. Esta cifra, al tipo de cambio oficial equivalen a 460,2 millones de dólares, un saldo que no sólo sigue siendo el menor de América Latina con diferencia, sino que es absolutamente insuficiente para las actividades productivas más básicas.

Asimismo, la cartera agrícola, que en abril totalizó 385,7 millones de bolívares, equivalentes a solo 85,8 millones de dólares, apenas 7,15% de las necesidades de financiamiento reportadas por los gremios empresariales que suman alrededor de 1.200 millones de dólares, solo para apalancar la actividad productiva, sin contar las necesidades de renovación de flota de tractores, maquinaria y otras inversiones largamente diferidas.

Otro ejemplo relevante, el financiamiento bancario en el mes de abril para el sector industrial, según la data que manejamos en Aristimuño Herrera & Asociados, ascendió a un monto equivalente a 349.587 dólares, un apalancamiento mínimo en función de las necesidades del sector. Por algo, indica Conindustria que 55% de las empresas de esta actividad se autofinancia.

Estos datos revelan que hablar de una recuperación del crédito, como lo han hecho algunas instituciones y economistas, no parece una afirmación exacta, apegada a la realidad del sector bancario, donde existe una clara conciencia sobre la urgencia de reactivar con fuerza la intermediación financiera.

El problema de fondo es que las condiciones necesarias para esa recuperación, todavía no existen. Según el Informe Bancario de Banca y Negocios, los ingresos por intermediación crediticia en abril representaron un 12,4% de los ingresos totales del sistema bancario, cuando en abril de 2021 esta proporción era de 42,1%; es decir, la Banca sigue sumida en un proceso de desintermediación financiera.

En concreto, el índice de intermediación financiera que reportó la Banca en abril fue de 14,8%, mientras que en el mismo corte del año pasado fue de 18,58%.

Los directivos bancarios están de acuerdo con la idea según la cual el crédito tiene que ser, de nuevo, el gran negocio del sistema, pero en las condiciones actuales es imposible pensar en una reactivación del portafolio de créditos en el corto plazo.

Algunos escenarios muestran que es posible, si el gobierno aspira a consolidar un proceso de recuperación económica importante, que el encaje legal termine el año en un coeficiente de 60%, el cual puede representar una mejoría, pero no una solución real.

Todavía un coeficiente de encaje de 60% sería el más elevado del mundo, en un momento cuando aumentan los riesgos de recesión global, por lo que el financiamiento es necesario para enfrentar esta tendencia, en algunos sectores, más que en otros, de la actividad económica del país.

Lo cierto, es que el sector privado se está autofinanciado en una proporción superior a 60%, mientras que el crédito. Por otra parte, financia una proporción mínima del consumo, como lo demuestra el hecho de que sólo 6,6% de las transacciones de pago en el país se hicieron con tarjetas de crédito, durante el primer trimestre del año, según un reporte de la consultora Atenas Group.

 

Lea también: Juan Guaidó desde Falcón: Fuerzas democráticas tendrán un solo candidato presidencial en el 2023

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día con información de Banca y Negocios