Este es el avión más grande que cruza medio planeta para llevar un pequeño paquete

Este es el avión más grande que cruza medio planeta para llevar un pequeño paquete

Este es el avión más grande que cruza medio planeta para llevar un pequeño paquete

Sobre aviones gigantes se ha hablado mucho, pero el Antonov An-225 Mriya es un monstruo volante en activo, y en estos días está realizando un vuelo especial, cruzando tres continentes.

Es la primera vez que va a llegar a Australia, por lo que se espera que en Perth tengan aeropuertos con espacio suficiente para él.

Comenzó su andadura en Praga el pasado martes, donde tuvo que recoger un generador de 130 toneladas de peso, a partir de ahí tiene por delante más de 15.000 kilómetros de vuelo.

Hay una primera escala intermedia en Turkmenistan que se produjo ayer, pero habrá diferentes escalas en el recorrido, con paradas en Hyderabad (India) y Kuala Lumpur (Malaysia). Lo curioso es la cantidad de gente que le va a dar la bienvenida en Perth, más de 50 mil entusiastas se preparan para conocer el avión, que estará en tierras australianas tres días, para luego hacer hacer el camino de vuelta a Ucrania, su lugar de residencia.

Comentar que el An-225 Mriya es un avión propiedad de la ucrania Antonov Airlines, y como modelo lleva operativo desde los años ochenta, y su misión original fue la de cargar a sus espaldas con naves espaciales soviéticas. Fue diseñado por Antonov Design Bureau.

Una de sus particularidades la encontramos en la apertura total de la nariz para facilitar cargas muy grandes, toda la parte del morro debajo de la cabina se levanta para esta operación. En el Antonov hay 32 ruedas, seis motores, y presume de una envergadura en sus alas de 88 metros.

1366_2000 (2)

Una buena comparativa en lo que respecta a la capacidad de carga la tenemos con un Boeing 737-800, que puede levantar 87,1 toneladas. Si nos vamos a un monstruo como el Airbus A380, el avión de pasajeros más capaz, la carga total sube a 600 toneladas. ¿Con cuánto puede el Mriya? Pues tiene un peso máximo de despegue de 640 toneladas (dos veces la Estatua de la Libertad).

En la parte negativa, y de ahí las diferentes paradas hasta llegar a Australia, está la autonomía. La máxima distancia de vuelo que puede hacer de una vez es de 3.500 kilómetros, muy poco si vemos los 13.000 kilómetros que puede superar un Airbus A380.

Nos cuentan que este avión gigante no tiene mucho trabajo al año, suele hacer uno o dos viajes importantes por temporada. En 2004 el An-225 llevó 247 toneladas de combustible desde Praga a Uzbekistan, en lo que dicen que fue un récord con este tipo de carga.

1366_2000 (4)

Xataka