Palomas venezolanas ASESINADAS lejos de sus nidos: 8 en lo que va de año

Palomas venezolanas ASESINADAS lejos de sus nidos: 8 en lo que va de año

Composición: Argelia Núñez

 

La cuenta de venezolanas asesinadas en el exterior abrió pasó al primer mes del año 2020, marcando la vida de ocho mujeres en distintas zonas del mundo.

El año comenzó con la trágica muerte de la comerciante, Yulieth Patricia González, quien murió al ser tiroteada por delincuentes en Santa Marta- Colombia, el pasado dos de enero.

La cifra de los crímenes no cesaron, por lo que la tarde del 5-E fue baleada, Nersi Colmenares. El homicida resultó ser su pareja, identificado como, Wascar Ferreras Cuello, un policía raso de República Dominicana.

Fuentes policiales indicaron que el agresor intentó suicidarse, disparándose en el pecho pero se salvó, siendo detenido y puesto a la orden judicial del referido País.

Los sangrientos homicidios perpetrados a mujeres venezolanas traspasó los límites de algunas fronteras cercanas, pues en una zona prestigiosa de Florida, quedó sin vida, Marianna del Carmen Prieto.

Presuntamente Marianna perdió la vida al enfrentarse a tiros con su pareja. En el sitio murió Marianna, mientras su pareja fue llevado de urgencias a un hospital.

Otro caso que impactó y revolucionó las autoridades de Perú, fue la muerte de la venezolana, Lizmar Hernández Farías, quien desapareció el pasado 30 de diciembre del 2019, siendo hallada el 3 de enero e identificada el jueves 8-E por un pariente.

El asesinato de Lizmar, quedó registrado en los pocos esclarecimientos que realizan funcionarios de otro País a personas extranjeras, pues los días transcurridos en la investigación desencadenaron la identidad del autor material del crimen.

Fuentes judiciales informaron que la mujer había sido ultimada por su empleador, Cosme Rafael Villegas Peña, de 78 años. El septuagenario mató a Hernández de un tiro en la cabeza, para encubrir los acosos sexuales que su hijo le tenía a Lizmar.

Asimismo se registró la masacre que entre compatriotas ocurrió en otra zona de Perú, cuando un venezolano asesinó a su pareja de la misma nacionalidad, asestándole 13 puñaladas.

La víctima de nombre, Arsenia Josefina Giménez Aranguren, llegó tarde a su residencia, lo que despertó la desconfianza de su pareja, Luis David Torres Mendoza.

Los gritos dentro de la habitación alarmaron a los residentes, sin embargo el suceso se dio a conocer luego de que visualizaran a Luis correr por el pasillo de la vivienda lleno de sangre.

El crimen ocurrió a las 8:30 de la noche del pasado miércoles 22 de enero.

Los días transcurridos daban paso a otra fémina muerta. Esta vez, Yanireth Carolina Calderón Márquez, una mujer de 35 años y natural de Maracaibo, fue encontrada sin vida dentro de una residencia, alojada en la carrera 46 del barrio Granadillo de Barranquilla, Colombia.

Se conoció que la dama de profesión  enfermera, trabajaba en esa ciudad neogranadina y al parecer se quitó  la vida al ahorcarse. El cadáver fue encontrado  en la casa signada con el número 82-140.

Medios internacionales no paraban de registrar en sus lineas de sucesos, los femicidios cubiertos con sangre venezolana.

Es por ello que el pasado 15 de enero, fue hallada con signos de tortura y maniatada, Inés María Prado, de 23 años. El cadáver fue encontrado en una localidad de Quito, Ecuador.

La cifra alarma a una ciudadanía que refugiándose en otras entidades fuera de sus raíces, son víctimas de ciento de atrocidades perpetradas por sus victimarios.

Noticia al Día