- Publicidad -
martes, marzo 5, 2024
25.1 C
Zulia

Variación y vida (Por Francisco Arias Cárdenas)       

- Publicidad -

-La canción escuchada y cantada muchas veces desde nuestra juventud tiene un mensaje permanente. Muy denso y muy cierto. “Todo cambia”.  

Cambia para animarnos a intentar transformaciones a favor de todos, del colectivo sin distintos. Adecuarnos a los cambios ha sido una de las conductas humanas, naturales, razón esencial que ha permitido la vida especialmente la humana en nuestro planeta. Esto es válido para todas las circunstancias.

Cambian igual las condiciones históricas, las relaciones de las personas, incluso las relaciones de familia. La adaptación, la capacidad para revisar las situaciones y adecuar nuestras respuestas, es fundamental, inclusive en lo político.

Están caminando en nuestro país circunstancias complejas. Distintas de las vividas recientemente. Más que nunca necesitamos creatividad. Kléber Ramírez nos repetía estabilidad como voluntad esencialmente revolucionaria. Enfrentar la situación presente con menos slogan y máxima eficacia, sentido de servicio pleno, dedicación, autenticidad y “audacia”.

Las dificultades que vive nuestra gente son inmensas. Más que determinar de quién es la responsabilidad y quedarnos repitiendo el discurso perverso de Trump,  debemos mostrar todo el esfuerzo que hacemos para sacar a nuestro pueblo de la postración.

Se aproxima una circunstancia novedosa para estos meses próximos en el país. Los ciudadanos van a evaluarnos como gobierno. Van a determinar si seguimos o no en las tareas de servicio público.

Pero además de eso, muy probablemente, los votantes, van a tener propuestas diversas  frente a la nuestra. Pensamos que es novedosa, distinta esta elección a las anteriores.

Quienes eligen necesitan de la esperanza, ilusión de mejores cosas para darnos su confianza el día de la elección. Hemos defendido muy bien nuestro país de los ataques y asechanzas de los enemigos externos y sus aliados internos. Pero debemos ir más allá en estos meses.

Cada gerente público necesita entregarse plenamente a ser excelente, honesto y efectivo en el espacio donde está; en todos los ministerios, en el ámbito donde nos desempeñemos. Servicio que la gente sienta y reciba con alegría y con reconocimiento. Trabajar para resolver lo que la población piensa y  siente.

Si el tema es la gasolina, mal podría nuestra gente celebrar que PDVSA aumente la producción, necesitamos que nuestro pueblo sienta que se le resuelve lo mínimo que requiere de la empresa: que le venda gasolina y gasoil.

Dar la cara a los problemas de nuestra gente. Que nos perciba trabajando por resolverlos, que nos sienta cerca de ellos, para dar respuesta a los padecimientos que son comunes, esa es la garantía que nos va permitir pedirles el voto en la elección que viene.

Si no lo hacemos, mal servicio estamos prestando como gerentes públicos y poco respaldo a la tarea del éxito electoral en la próxima contienda.

Adecuarnos al momento, ganar el corazón, es la única garantía de tener la respuesta de nuestro pueblo sufriente.

Lee también: El federalismo es desconcentrar (Por Francisco Arias Cárdenas)

FRANCISCO J. ARIAS CÁRDENAS

[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -