La tendencia actual para perder peso: Oler los alimentos

La tendencia actual para perder peso: Oler los alimentos

 Utilizar colores azules, comer frente a un espejo, usar platos pequeños… hemos intentado  todo tipo de trucos buscando  bajar de peso. Pero actualmente podemos  incluir uno más a lista: oler la comida. Varios estudios aseguran que oler ciertos alimentos antes de comer puede engañar al cerebro, haciéndole creer que ya está saciado, dicho efecto a la larga puede ayudarnos a bajar de peso. Es preciso saber que alimentos son los que funcionan:

Aceite de oliva:

El fuerte olor del aceite de oliva extra virgen  puede hacernos sentir más llenos. A esa conclusión llegó el Centro de Investigación de la Química de los Alimentos de Alemania después de realizar una prueba con yogures a los que se le había incorporado este alimento. ¿El resultado? Las personas que los tomaron se saciaban más rápidamente

Ajo y cebolla: los aromas fuertes o picantes suelen ser un poco molestos para el paladar por ello tanto el ajo como la cebolla pueden modificar nuestro apetito si inspiramos su olor cuando sintamos hambre, o si los utilizamos a la hora de cocinar; y eso sin duda nos ayudara con nuestro objetivo de adelgazar.

Menta: Al igual que el ajo y la cebolla, es muy útil para bajar de peso, debido a su aroma y sabor tan definidos ella sin duda sirve para reducir  el apetito por un tiempo.

Plátanos y manzanas verdes: una investigación de la Smell & Taste Treatment and Research Foundation concluyó que las personas con sobrepeso que olían plátanos o manzanas verdes cuando sentían hambre acababan perdiendo más peso, esto es debido al gran contenido de fibra de dichos alimentos

 Pomelo: la Universidad de Osaka llegó a la conclusión de que el aroma del pomelo tiene sus mayores efectos en nuestro sobre las enzimas del  hígado, y esto nos ayuda en nuestro propósito de adelgazar.

 

Noticia al Día.