Senado mexicano está interesado en seguir proceso político venezolano

Senado mexicano está interesado en seguir proceso político venezolano

fcae16fc7ab841b18aea059783d13f70El presidente del Senado mexicano, Roberto Gil, expresó este jueves a integrantes de la Asamblea Nacional de Venezuela el interés del órgano legislativo que encabeza por seguir de cerca el proceso político del país suramericano.

Gil declaró que el Senado «ha dado seguimiento a la situación de Venezuela, con mucha responsabilidad y desde el ámbito de la pluralidad», y exhortó a los legisladores de ese país a concretar la primera reunión parlamentaria entre ambos países, indicó la cámara alta en un boletín.

El senador, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), consideró que ese encuentro interparlamentario «podría ser un momento crucial para acompañar a la Asamblea Nacional en un proceso político inédito», y reiteró la invitación al presidente del Legislativo venezolano, Henry Ramos Allup, para que visite México con una delegación legislativa.

«Creemos que escuchar al presidente de la Asamblea en nuestro país en sesión del Senado puede ser un buen mecanismo, una buena oportunidad, para hacer un balance puntual de la evolución de la situación política en Venezuela, y también lograr la solidaridad del pleno senatorial con respecto a la situación de la Asamblea y de Venezuela entera», manifestó.

Por su parte, Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional de Venezuela y miembro de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pidió que el Senado mexicano se pronuncie «en cuanto al tema social humanitario, a la necesidad de que los mexicanos puedan incluso, por qué no, donarle medicinas a los venezolanos».

«Necesitamos una posición activa de México, necesitamos una posición activa de su Gobierno, de su parlamento; necesitamos una voz en alza del pueblo mexicano», recalcó.

Refirió que la Asamblea aprobó recientemente la Ley de Amnistía, cuyo objetivo es liberar a los presos políticos, para «reconciliar a todos los venezolanos y que podamos resolver nuestras diferencias en paz y en democracia».

A su vez, Williams Dávila, miembro de la misma Comisión de Política Exterior, subrayó «que en América Latina ha costado mucho trabajo tener parlamentos, congresos o asambleas nacionales libres, independientes y democráticas».

La canciller mexicana, Claudia Ruiz Massieu, se reunió este miércoles con legisladores venezolanos pertenecientes tanto al grupo oficialista Gran Polo Patriótico y como a la MUD «para escuchar sus respectivas visiones sobre la situación actual en su país», informó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Hizo un llamado al diálogo y se pronunció porque, a través del equilibrio de poderes, «se logre reflejar la voluntad soberana del pueblo venezolano y se alcance la reconciliación nacional al tiempo de impulsar el desarrollo de ese país».

La visita de los legisladores venezolanos se da en el contexto del pulso que mantiene el presidente del país suramericano, Nicolás Maduro, con la Asamblea, dominada por la oposición.

Este jueves, Maduro afirmó que evaluará la posibilidad de acortar el mandato de los legisladores de su país a solo dos meses.

«Si yo veo que es la posibilidad de despejar los caminos del golpismo y de la utilización de la Asamblea Nacional yo mismo activaría (ese mecanismo) si el pueblo me acompaña, se lo prometo», dijo Maduro ante miles de partidarios en el palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo, durante un acto en rechazo a la Ley de Amnistía.

EFE