Almagro presentó informe ante la OEA: "El objetivo hoy no es castigar ni sancionar a Venezuela"

Almagro presentó informe ante la OEA: «El objetivo hoy no es castigar ni sancionar a Venezuela»

20160623-105259Problemas del país suramericano no los causan agentes externos, afirmó

La Organización de Estados Americanos (OEA) escuchó este jueves el informe del secretario general de este organismo, Luis Almagro, sobre la situación en Venezuela para luego discutir si se aplica o no la Carta Democrática Interamericana al país. Su discusión, primer punto del orden del día, fue sometida a votación.

«Venezuela solicita que se someta a votación la aprobación del orden del día», expresó la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

Tras la votación, la presentación del informe de Almagro fue aprobada por mayoría: 20 países votaron por el Sí, 12 por el No y hubo dos abstenciones.

Luego de los resultados, el secretario general de la OEA, comenzó su exposición ante los embajadores de los 34 países del foro regional.

Almagro considero que la «democracia es el gobierno del pueblo» y rechazó que se diga que está apoyando un golpe de estado.

La situación en Venezuela está «alcanzando un punto crucial», dijo Almagro, al leer el documento.

”El objetivo hoy no es castigar ni sancionar a Venezuela, estamos aquí para apoyar y que este país miembro vuelva al camino”, dijo.

Manifestó que Venezuela tiene una de las mayores reservas petroleras del mundo y grandes recursos naturales, pero se encuentra entre los países más pobres y su inflación es de 720%.

Almagro hizo referencia además a la grave falta de comida, medicamentos y servicios públicos como la energía eléctrica y el agua.

Consideró además que la situación que enfrenta Venezuela se debe a las acciones que ha emprendido el gobierno nacional. «Los problemas no los causan agentes externos (…) Venezuela es un país colmado de violencia y pobreza», manifestó.

Asimismo, hizo referencia a los saqueos registrados en los recientes días a causa de la falta de comida y comentó que ahora los camiones que transportan productos alimenticios van acompañados de efectivos militares. En este punto, mencionó la muerte a causa de un disparo de una pequeña en una cola en Guatire.

Almagro también comentó sobre los ataques a la libertad de prensa y la existencia de «presos políticos».

Asimismo, se refirió a la «falta de autonomía del poder judicial» y al proceso del referendo revocatorio haciendo referencia a los obstáculos denunciados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para impedir su realización en el lapso exigido.

«Hemos sido testigos de un esfuerzo constante del poder ejecutivo y judicial para desconocer a la Asamblea Nacional», expresó.

«Hoy les solicito a ustedes miembros de este consejo que tomen en cuenta las recomendaciones planteadas en este informe», manifestó al tiempo que pidió que se tomen las medidas correspondientes.

«La democracia es más que una elección, es libertad de reunión, es una ciudadanía empoderada», destacó y agregó que los gobernantes tienen la responsabilidad hacía sus ciudadanos.

Culminada su intervención, los embajadores de los países integrantes del foro hacen uso de su derecho de palabra para expresar su respaldo o no a este informe.

Los países de la región deberán realizar en la reunión una «apreciación colectiva» para determinar si el gobierno venezolano cumple las normas democráticas fijadas en la Carta, un documento vinculante que faculta a la OEA a actuar en casos de «alteración del orden constitucional» en un país miembro.

Una comisión del Parlamento venezolano, encabezada por su presidente, Henry Ramos Allup, estaba presente en la sesión para presionar por la aplicación de la Carta Democrática.

Sesión previa

El pasado martes, el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero tomó la palabra en una reunión del Consejo Permanente de la OEA para explicar las diligencias que lleva a cabo con los exmandatarios Leonel Fernández y Manuel Torrijos en pro de un diálogo entre el gobierno nacional y la oposición.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, había invitado a Rodríguez Zapatero a dirigirse a los embajadores para contrarrestar la sesión del jueves sobre la aplicación de la Carta Democrática, a lo que Caracas se opone rotundamente.

En su intervención, Zapatero hizo un llamado a los países del continente a apoyar la mediación que encabeza junto a los otros dos exgobernantes y defendió la «plena imparcialidad» de su búsqueda por concretar ese preceso.

Dijo además que la iniciativa está en su «fase de exploración» y avizoró un proceso «largo duro y difícil», aunque reconoció que es «urgente» y «perentorio» lograr que las partes se sienten en la mesa de negociación. «Tiene que haber resultados y hechos», dijo.

Noticia al Día/AFP