Tibisay Vs. El pueblo (Joaquín Chaparro)

Tibisay Vs. El pueblo (Joaquín Chaparro)

Joaquín Chaparro

Joaquín Chaparro

 

 

Nuevamente, la flamante y polémica presidenta del CNE, la Dra. Tibisay Lucena, se verá de frente la cara con el pueblo. En esta oportunidad, no es la misma, no tiene los bríos para emitir “La tendencia es irreversible”, igual como lo hacía en cada proceso electoral a favor del partido o de los candidatos del gobierno en la cual, se mostraba guapa y apoyada por el fallecido presidente Hugo Chávez. Hoy, se le observa cansada, fastidiada, irritada, viendo como el Poder Electoral, se le va de las manos y, para colmo de males, dirigida, manipulada y apoyada por un grupo de actores políticos, empresariales y militares encabezados por el Presidente Nicolás Maduro, considerado como ilegítimo, de nacionalidad colombiana y, como el peor de los sucesores de Chávez.

Ese Presidente majunche, es rechazado por el propio pueblo chavista, y por más del 80% de los venezolanos, por eso, le recuerdo, a la presidenta del CNE, como decimos en Maracaibo. “Vos, Tibisay, te parecéis al hombre del Bacalao” (el del jarabe), porque asumes sobre tus hombros el terrible peso del presidente más odiado y rechazado en la historia republicana venezolana, mientras tanto, el pueblo está listo, organizado y motivado para ganar el próximo Referendo Revocatorio (RR) presidencial y cobrar de nuevo como lo hizo el 6D.

El pueblo, está habilitado por más de 8.000.000 millones de venezolanos que votaron el pasado diciembre para elegir una Asamblea Nacional democrática, dijeron en clara y altiva voz al régimen y al ministerio electoral que presides (CNE) ¡no tenemos miedo!. Pretendían sabotear la entrega de la solicitud de la planilla del revocatorio y cuando vieron que el pueblo se iba a volcar a las calles, para buscar la planilla en una multitudinaria marcha Tibisay y su equipo entraron en pánico, incluso, altos diplomáticos de Rusia, de China así como la Unasur y la OEA, presionaron a Miraflores para que entregaran la planilla.

Se pusieron como palo’e gallinero, el ejemplo más palpable es que decretaron no laborables miércoles, jueves y viernes, los cuales fueron aprovechados por los empleados públicos para firmar en cambote. Ahora, su culillo es mayor cuando observaron que en 24 horas, se recogieron alrededor de 2.500.000 firmas para activar la primera fase del revocatorio, una clara señal de que Maduro Moros está de pre-aviso por el pueblo. No saben que hacer, o como dividir la voluntad de cambio de la gente, ya que los cuatro partidos en la escena política nacional de la MUD están convencidos y resteados con el Revocatorio, quieren la salida de Maduro para después darle rienda suelta a sus egos y divisiones porque cada uno de los partidos tienen comando de campañas, nada más absurdo.

Como ciudadano, exijo un solo comando nacional Venezuela, el pueblo también tiene claro lo que quiere y luchará para sacar al ineficiente Maduro primero. Por el momento, el camino no será de rosas, pero todo presagia que será revocado, si antes no renuncia a su cúpula de poder y se lance por una aventura desconocida, lo cual sería catastrófico para su destino político. Ellos saben que nadie en el mundo los quiere, por el contrario, los rechazan, Tisibay lo sabe, el susto se le nota porque tiene al pueblo en su contra.

Un CNE deslegitimado por el pueblo, una Sala Constitucional cuyos magistrados son acólitos del partido de gobierno, con una cúpula militar molesta, impondrán el orden constitucional, a pesar de las declaraciones altisonantes del ministro Vladimir Padrino, ellos estarán dispuestos a ponerse al lado de la gente que sufre. La anomia social y política se abraza en un peligroso caldo de cultivo que palpamos a diario, nos obliga a repensar  las cosas del fracaso estrepitoso del socialismo del siglo XXI, con un aumento escandaloso de la pobreza, de los excluidos, inflación, escasez de alimento, de medicinas, desempleo, inseguridad y más de 19 planes de seguridad, hasta dos por año, este último, la OLP fue el peor de todos, la destrucción de la infraestructura pública, la electricidad, el agua, la salud, el transporte público, cierre técnicos de la universidades nacionales y un pueblo pasando necesidades.

Los militares, constituyen un componente muy importante en esta lucha por el rescate de las libertades democráticas. La cúpula militar lo sabe y van con el revocatorio, saben que para preservar la precaria paz existente, se necesita resolver las tensiones en el marco de la Constitución.

La MUD, tiene con la gente una tarea importante por delante, exigir que los plazos se respeten y las normas se cumplan. Maduro y el PSUV perdieron la calle, el  firmazo es el preámbulo y el reafirmazo será la estocada final aplicada por millones de venezolanos contra un presidente acorralado por el legado de su benefactor, por la nefasta orientación de los cubanos y por la ruina que provocó.

En estas condiciones adversas, Tibisay Lucena se verá la cara de nuevo frente a frente con el pueblo, con una poderosa sed de justicia, de libertad y de paz.

Twitter: @joaquinchaparro.