Nueva era en las relaciones bilaterales entre Venezuela y Colombia

Nueva era en las relaciones bilaterales entre Venezuela y Colombia

Venezuela y ColombiaEste domingo 29 de mayo, más de 39 millones de colombianos están convocados a participar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, marcando el inicio de un nuevo ciclo político de 4 años, en el marco del cual el sentido de estado deberá imponerse y trabajar en la normalización de las relaciones entre nuestro país y nuestro vecino occidental.

Ha llegado el momento para restablecer plenamente las relaciones, es ilógico continuar esta política de aislamiento que no ha generado beneficio alguno para ninguno de los países, y al contrario ha contribuido con el florecimiento de organizaciones criminales y perpetuación de la impunidad.

Venezuela y Colombia comparten más de 2219 kilómetros de una línea fronteriza permeable y resulta imperativo establecer planes conjuntos de integración y defensa de estas zonas, que por tanto tiempo han padecido los embates de una disputa estéril.

La interrupción en las relaciones diplomáticas e institucionales ha desembocado en el asentamiento de delincuentes que huyen de Venezuela y se establecen en Colombia tranquilos sin temor a la extradición, arropados por la impunidad que les otorga la nula colaboración entre los organismos de seguridad de ambos países.

Esta situación debe cambiar, es perentorio para ambos países restablecer las relaciones diplomáticas y los mecanismos de cooperación en todas las áreas, en especial las que versan sobre temas de seguridad. Para identificar, ubicar y extraditar a los delincuentes que han evadido la justicia venezolana. Resultaría absurdo para el próximo gobierno no abordar esta problemática que podría devenir en la generación de una elevada inseguridad en sus ciudades causada por estos delincuentes.

El tema de seguridad es uno entre tantos otros importantes como lo es la migración, el intercambio comercial; pero es fundamental avanzar en esta área para generar además seguridad jurídica. Caracas y Bogotá deben priorizar la seguridad de los ciudadanos a las ideologías y avanzar desde el respeto y reconocimiento y transitar a una nueva era en las relaciones bilaterales.

La recuperación de Venezuela pasa necesariamente por la elaboración de un plan de integración binacional que promueva el intercambio comercial, nuestros productos deben ir al mercado colombiano y generar divisas que a su retorno se transformen en inversión y está a su vez en desarrollo de las zonas agrícolas. Igualmente aprovechar los productos que tradicionalmente vienen de Colombia a nuestro país y que por su cercanía representan menores costos.

Una actividad comercial binacional regularizada en el marco de un plan de emergencia que cuente con el apoyo de organismos multilaterales significa para ambos países un mayor aprovechamiento de recursos e infraestructuras, con el respectivo impulso de la recaudación tributaria.

Los Venezolanos debemos trabajar intensamente para desarrollar una economía nacional que permita instaurar un estado de bienestar más sólido con la participación de todos los sectores nacionales. Pero es fundamental poder hacerlo en el marco de la integración latinoamericana y principalmente con Colombia. Este debe ser el compromiso del gobierno en Caracas y sin duda alguna del nuevo gobierno en Bogotá.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Abg. Juan Pablo Montiel
• @abg.jpmontiel