Entre páginas y fotogramas: Scoop, una primicia entre la vida y la muerte

Entre páginas y fotogramas: Scoop, una primicia entre la vida y la muerte

image2-349x300-1-1

Andreina Isea, cineasta y guionista zuliana

Hoy un nuevo fotograma es revelado, donde Joe Strombel, un influyente periodista británico está siendo velado por sus colegas y amigos. Woody Allen, conocido por sus relatos irónicos y sarcásticos, nos muestra un primer plano de lo que parece la personificación de la muerte, una identidad misteriosa que continúa oculta detrás de su capa y capucha, como el Abadón del Apocalipsis. Splendini está en un escenario con rojos, negros, líneas, banderas y arlequines; sombrero, varita y barajas. Splendini es un mago, de esos que hacen desaparecer objetos e incluso personas. Para este acto será la estudiante de periodismo Sondra Pransky su verduga.

Joe Strombel ha decidido abandonar el más allá para transformarse en el elemento omnipresente de una joven e ingenua futura periodista mientras esta desaparece mágicamente del escenario. En su asombroso y fantasmagórico regreso el difunto periodista confiesa el nombre de un homicida que tiene el extraño pasatiempo de quitarle la vida a mujeres con determinada apariencia física. Strombel cree conocer quién es el “Asesino del Tarot” y encarga a Pransky a seguirle el rastro al fulano, con el objetivo de desenmascararlo, lo que haría que aun desde las aguas lúgubres y desconocidas, participe en una primicia periodística.

El cine de Woody Allen tiene, a creencia personal, un simplismo que seduce porque se concentra en el guión como base para una historia que funciona en la pantalla; Allen no es conocido por efectismos visuales ni peleas callejeras, pero para un asiduo a sus películas, tema ya común para mi ojo, sus personajes son complejos intelectualmente y otros o los mismos, conflictuados; intentan encontrarle la forma al mundo o darle la vuelta. Scoop no es la excepción. El “Asesino del Tarot” sigue haciendo de las suyas, dejando cartas de su mazo como firma en el área de asesinato. Pransky está empeñada en seguir las pistas suministradas por el fantasma por lo que hace lo imposible para cruzarse por casualidad o causalidad con Peter Lyman, un pudiente caballero londinense, pero también el acusado desde el limbo, el infierno o desde el mismo purgatorio de Dante Alighieri.

La magia aparece torpe, y encantadora algunas veces, en las manos del mago Splendini, que no colaborará con el más allá desde la energía de la magia o de la brujería por medio de la adivinación, pero por sumarse a una aparatosa investigación que se suspende entre la vida y la muerte. En todo caso lo simbólico por supersticioso del Tarot como elemento para describir a un asesino en serie que azota las calles de Londres, se tambalea con impericia e inexperiencia. Idealismo tal vez, de una Pransky que responde al coqueteo de Lyman y piensa en abandonar el caso. Scoop es sencilla, divertida. Una comedia que juega en el terreno metafórico y sarcástico de las ciencias ocultas.

Scoop es una película escrita y dirigida por Woody Allen estrenada en 2006. Hugh Jackman, Scarlett Johansson e Ian Macshane comparten reparto con su director.

scoop

Andreina Isea
@ninaisea