El retorno (Francisco J, Arias Cárdenas)

El retorno (Francisco J, Arias Cárdenas)

Con sentimiento, seguro estoy, escuchan y cantan muchos compatriotas en el exterior la tonada de Simón Díaz, “…cómo no quieres que tenga, tantas ganas de volver…”

Con el plan de vuelta a la patria, una cantidad importante, con apoyo del gobierno nacional, ha venido regresando a nuestra patria. Pero el grueso, la mayoría de los que tienen este anhelo van a retornar cuando se den las condiciones de oportunidades, de empleo digno, de servicios públicos que merecen y requieren todos nuestros compatriotas. Este es el empeño en que está el presidente Maduro.

Lograr la  derrota del irracional bloqueo y sus propulsores desde dentro y fuera del país es urgente. Igualmente la tarea, también impulsada por el gobierno nacional, de lograr resultados efectivos y relanzamiento de la gestión pública. La ética, la eficacia, la eficiencia como principio fundamental.

La conducta humana del presidente Maduro ha sido la de un líder consciente. Atenderlos, tender puentes, abrirles las puertas del hogar que es de todos, en una tierra y una gente tan generosa como la venezolana. A trabajar, a construir, a sumar en el mejor de los sentidos.

Superar juntos los problemas que nos agobian, cambiar la actitud de odio por la de construcción. Saldar las diferencias por la vía cívica, por la vía pacífica y constitucional .A ese cambio de actitud nos llama este momento.

En el retorno hay hermanos y hermanas, seres humanos dignos, hijos de Bolívar, razón de las luchas de Chávez con las que algunos manipulan y disfrutan ante su  situación de apremio o vulnerabilidad por la xenofobia, la violencia.

La mayoría de los venezolanos salieron del país, buscando una mejor oportunidad de vida, muchos han sido exitosos, compitiendo en dura batalla con pares de los países, otros sobreviven aguardando el mejor momento para retornar. Abrir las puertas a todos con las oportunidades y facilidades es una tarea. El capital humano científico, técnico, que debemos rescatar es un objetivo de gobierno.

Seguro que esta vivencia de la diáspora va a dejarnos aprendizajes y valoraciones distintas del trabajo, del sacrificio, del amor por lo nuestro. Solamente juntos podremos salir victoriosos de las dificultades presentes. Alejados de segregaciones contra nuestros propios ciudadanos.

En la suma de mentes y corazones para solucionar los problemas está el más importante secreto para lograr la convivencia, la derrota de los enemigos de la paz de adentro y de fuera de la patria.

Claro que tenemos diferencias, y estamos obligados manejarlas sin destruirnos Retorno para fortalecernos como nación, es eso lo que requiere Venezuela, la madre de todos.

 

 

FRANCISCO J. ARIAS CÁRDENAS

[email protected]