Autismo, alimentación y evolución (Gilberto L. Cortés G.)

Autismo, alimentación y evolución (Gilberto L. Cortés G.)

Gilberto L. Cortés G.

Gilberto L. Cortés G.

El tener un hijo bajo la condición de autismo nos ha convertido en insaciables investigadores de una situación que, si bien es cierto en el mundo se ha hecho muy común, (uno de cada 68 niños que nacen en la actualidad se encuentra bajo el espectro autista), también es cierto que no se sabe a ciencia cierta las causas de esta condición.
Ya con 17 años nos encontramos con un joven bien desarrollado físicamente, un gran guerrero que se ha ganado mi respeto y que pronto será bachiller.
En toda esta búsqueda de información para ayudar a la evolución de nuestro hijo nos hemos tropezado con información relevante respecto a características comunes de los niños y jóvenes bajo esta condición y tiene que ver con la alimentación, un par de sospechosos salen al ruedo: el gluten y la caseína.
Se han visto una cantidad importante de casos de niños con autismo que no toleran estos elementos, el gluten se encuentra principalmente en el trigo y en menor cantidad en otros cereales, la caseína la encontramos principalmente en la leche de vaca, algunos no los toleran y otros no pueden vivir sin ellos, son sus comidas preferidas, la pasta, la pizza, el queso, sin embargo, el consumo de estos alimentos les produce cambios importantes en su comportamiento, se han visto casos de hiperactividad y otras actitudes fuera de lo normal.
Para el caso de nuestro hijo, hemos eliminado el gluten de su dieta obteniendo resultados bastante favorables especialmente en su conducta. Esto me ha ayudado a aprender a elaborar comidas distintas, pasta de arroz como los chinos, chucrut como los alemanes, yogurt como los griegos, hasta chicha como los andinos, no es fácil sustituir los platos a base de trigo pero tampoco imposible.
Todo esto de la alimentación en los niños con autismo tiene que ver con el hecho de que aparentemente muchos de ellos nacieron con el sistema gastrointestinal inmaduro, así como pasa con los pulmones y otros órganos, en este caso, su flora intestinal y los elementos de absorción de nutrientes tienen ciertas fallas por lo que algunas moléculas de los alimentos pasan directamente al torrente sanguíneo provocando alteraciones, alergias e intolerancias.
Se han documentado casos de cambios radicales en el comportamiento de niños con autismo al colocarlos bajo una dieta libre de gluten y/o caseína, sus niveles de comprensión y adaptación han mejorado de manera importante y algunos han salido, inclusive del espectro autista.
Una característica de los padres de personas con autismo es que nos comportamos como un equipo, donde cada quien expone su experiencia según su caso a ver si de esta manera puede ayudar a los demás en una condición que tiene muchas interrogantes e inquietudes, en este caso, junto a la Fundación Unidos Por el Autismo Zulia, hemos decidido empezar un estudio, primero que todo estadístico para evaluar la condición actual de alimentación de nuestros queridos hijos y de esta manera poder mostrar características y alternativas para poder ayudar en su evolución como personas valiosas que son, si usted está interesado(a) en compartir con nosotros información, escriba por favor a mi twitter personal.
Ayudar a crecer, nos hace más grandes.
Namasté
Gilberto L. Cortés G.
Twitter: @gilbertocorts