- Publicidad -
lunes, febrero 6, 2023
31.9 C
Zulia

INFIERNO en Veritas y un rescate milagroso

- Publicidad -

Perder la casa en un incendio implica muchas pérdidas. No solo se destruye el lugar para vivir, sino que también pueden perderse otras cosas de valor, como álbumes de fotos, reliquias, registros y documentos, ropa, libros, muebles y cuadros.

En un sentido más intangible, se pierde el lugar en el que uno se siente cómodo, seguro, donde descansa y se recupera. No hay modo de que pérdidas de tal magnitud no afecten a las personas de forma significativa, más aún a quien ha vivido muchos años como este par de ancianos de nuestra historia.

Robinson Bermúdez, fue aclamado por los vecinos el héroe, después que utilizó cualquier envase, desde ollas, tanque, baldes con agua, desde su casa motivando a sus vecinos, el pasado sábado 21, para apagar las llamas en la casa ubicada en la parroquia Bolívar, en el sector Veritas de Maracaibo y rescatar a los residentes de una vivienda ubicada en ese conocido sector.

La brisa de esa noche era un poco más fuerte que las que se registran normalmente en esta fecha en la calurosa Maracaibo, pero no eran como para apagar las llamas que ya habían tomado fuerza.

César Romero, vecino de la pareja de ancianos de 70 y 80 años contó a Noticia al Día que eran más de las 12 de la noche, y de la humilde vivienda salía humo porque habían dejado olvidada una olla en la cocina con la estufa encendida y al quedar dormidos, no se percataron de que las llamas arrasaban su casa.

Bermúdez se percató y llamo a sus vecinos para que juntos actuaran para apagar las llamas mientras el rescataba con vida al par de abuelos que viven solos antes de que llegara el Cuerpo de Bomberos.

Perdieron todo, menos la vida, por la voluntad y el amor que sus vecinos le profesan. Sus cómodas sillas de mimbre que extendían en la puertas principal de su casa para descansar, se consumieron, al igual que las fotos de sus familiares colgadas en la pared que hoy son cenizas.

Sus vidas dependían de un hilo hasta el rescate del Robinson. Un segundo rescate depende ahora de otra mano amiga, algún ente gubernamental, que no sólo les preste apoyo sanitario sino una vivienda donde puedan pasar sus últimos momentos, sus últimos días.

Fue un rescate milagroso en su primera fase, falta un segundo rescate. Ahora están en la calle, sin techo, si muebles, sin nada, pérdida total. Solo esperanzas.

Noticia al Día

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -