Viernes 14 de junio de 2024
Al Dia

Reportan seis casos de enfermedades transmitidas por picaduras de garrapatas en el estado Táchira

Fiebre, vómito, dolores musculares, náuseas y dolor de cabeza son los síntomas que presentó un paciente de nueve años, hijo…

Reportan seis casos de enfermedades transmitidas por picaduras de garrapatas en el estado Táchira
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Fiebre, vómito, dolores musculares, náuseas y dolor de cabeza son los síntomas que presentó un paciente de nueve años, hijo de María Alejandra Useche. Pasó más de 20 días en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz, en el estado Táchira, por la picadura de una garrapata.

Lee también: Alerta EPIDEMIOLÓGICA en la Sierra de Perijá por brote de paludismo

Las autoridades muestran preocupación ante los casos de anaplasmosis. La bacteria Anaplasma phagocytophilum se transmite a través de garrapatas.

Otra de las enfermedades que vectoriza este insecto es la babesiosis, una zoonosis que produce síntomas similares a la malaria, los cuales forman parte de la bacteria rickettsiosis, que se asocian a malas condiciones higiénicas debido a que se transmiten por vectores como la garrapata.

“Fueron días duros, ya no sabíamos qué hacer”, comentó Useche. Relató el calvario de más de tres semanas hasta que le dieron de alta a su hijo.

Según la madre, el pequeño comenzó a sentirse mal de repente y lo llevó a la pediatra. Ante la alteración de los valores en el examen de sangre, la especialista decidió recluir al niño en un centro asistencial. “Cuando nos dieron la orden para hospitalización comenzó la tragedia por la falta de insumos en los hospitales”, dijo.

Pasaron los días y la situación se volvía crítica. Un examen determinó que estaba infectado con babesia. Esta familia reside en Pata de Gallina, municipio Capacho Viejo, y tiene muy cerca de su vivienda un potrero donde los dueños tienen ganado. Presumen que de estas reses provino el insecto.

Tratamiento para enfermedades por garrapatas es costoso

Con la ayuda de su familia y amigos, pudo costear todo el tratamiento que superó los cuatro mil dólares. Uno de los medicamentos se tuvo que importar desde Chile, pues en Venezuela no lo hay en la red de salud pública. Algunas personas lo buscaron en farmacias en Cúcuta, Colombia, pero tampoco lo hallaron.

En la misma sala de hospitalización donde estaba el hijo de Useche, había al menos tres niños más por esta misma patología. Sus familias residen en otros municipios, donde la mayor actividad económica es la agricultura y producción de ganado.

A mí hijo le disminuyeron los valores, pasaban los días y no mejoraba. Tuvimos que esperar varios días para que llegara la medicina”, dijo Useche.

Quienes no corren con la suerte de poder comprar el fármaco en el exterior, deben solicitar ayudas a través de redes sociales. Otros averiguan quién pudiera donar el sobrante de algún frasco que no tuviera mucho tiempo en uso, ya que una vez abierta la dosis debe emplearse de inmediato.

Cada 24 ó 48 horas, al paciente se le debían practicar exámenes como babesia, anaplasma, ehrlichia rickettsia, borrelia, creatinina, leptospira, cuyos costos van desde cinco hasta más de 30 dólares.

Luego de tres semanas, el niño mejoró y le dieron el alta. Hoy día, cumple tratamiento en su hogar. Useche pidió que las autoridades realicen fumigaciones en lugares donde existan potreros para evitar un brote en las comunidades cercanas.

Alerta contra garrapatas y casos registrados


El médico pediatra Marco Labrador advirtió el aumento de los casos en la región. Explicó que los pacientes pediátricos presentan síndromes febriles prolongados sin explicación, que pueden ser confundidos con dengue.

La complicación de esta patología puede causar daños en los riñones, corazón y cerebro. La infección podría extenderse hasta por 20 días, por lo que si un paciente presenta uno de los síntomas mencionados debe llevarse a un especialista y no medicarlo sin la respectiva prescripción.

El epidemiólogo de la Corporación de Salud del estado Táchira, Reggui Barrera, indicó que el ente de salud maneja un total de seis casos confirmados. Sostuvo que a éstos se les ha hecho vigilancia epidemiológica.

El examen confirmatorio de la enfermedad se realiza en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de los Andes, en el estado Mérida.

El médico veterinario Pablo Meneses señaló que por la temporada de sequía es común la proliferación de garrapatas. Cuando merman los caudales de los ríos, estos insectos se “estancan".

Es por ello que se hace necesario que propietarios de ganado, perros y gatos desparasiten a estos animales para evitar un foco de contagio.

Funcionarios de Protección Civil Táchira atendieron el llamado y realizaron fumigaciones en San Cristóbal, especialmente en el parque Metropolitano, en el cual las personas practican deporte y llevan a sus mascotas a pasear.

Noticia al Día

Noticias Relacionadas