Miércoles 19 de junio de 2024
Al Dia

Número récord de incendios forestales golpean a Venezuela en medio de la sequía amazónica: Reuters

Venezuela está luchando contra un número récord de incendios forestales, según datos publicados este lunes 1 de abril, mientras una…

Número récord de incendios forestales golpean a Venezuela en medio de la sequía amazónica: Reuters
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Venezuela está luchando contra un número récord de incendios forestales, según datos publicados este lunes 1 de abril, mientras una sequía impulsada principalmente por el cambio climático azota la región de la selva amazónica.

Foto: Reuters

Los satélites registraron más de 30 mil 200 puntos de incendios en Venezuela de enero a marzo, el nivel más alto para ese período desde que comenzaron los registros en 1999, según la agencia de investigación de Inpe de Brasil, que supervisa toda Suramérica.

Eso incluye incendios en Amazonas, así como en los otros bosques y praderas del país.

Los investigadores afirman que los incendios provocados por el hombre, que a menudo se utilizan para despejar tierras usadas en la agricultura, se están extendiendo fuera de control gracias a las altas temperaturas y las bajas lluvias en el norte de Suramérica, así como la falta de planes de prevención.

Los científicos culpan de la sequía al cambio climático y al fenómeno El Niño, un calentamiento natural en el Pacífico oriental que altera los patrones climáticos globales.

Temporada de lluvias

Si bien la temporada de lluvias ha traído alivio en los últimos meses más al sur de la Amazonia brasileña, los incendios en Venezuela podrían ser una señal preocupante de lo que se avecina una vez que llegue la temporada seca allí, dijo Manoela Machado, investigadora de incendios de la Universidad de Oxford.

"Todo indica que vamos a ver otros eventos de incendios catastróficos: megaincendios que son enormes en tamaño y altura", dijo Machado.

Los incendios más intensos de la región suelen ocurrir en Brasil en agosto y septiembre a lo largo del borde sureste del Amazonas, donde la deforestación para la agricultura es más agresiva.

Incendio en el Parque Nacional Henri Pittier

En Venezuela, alrededor de 400 bomberos y voluntarios combatieron un gran incendio durante la Semana Santa que amenaza el exuberante Parque Nacional Henri Pittier, una reserva frente a la playa con raros bosques, según el servicio de parques nacionales.

"Estoy impresionado para no decir alarmado por este incendio", dijo Carlos Carruido Pérez, un ambientalista que vive cerca de la zona. "Nunca había visto un incendio de esta magnitud y el daño a la parte ambiental".

El Ministerio del Ambiente dijo la semana pasada que estaba realizando más esfuerzos de extinción de incendios a lo largo de una carretera que atraviesa el parque.

En la región amazónica de Venezuela, más al sur, había cinco mil 690 incendios activos a finales de marzo. Eso representa más de la mitad de todos los incendios actuales en todo el Amazonas, que abarca nueve países.

En la cercana localidad de Uverito, las autoridades evacuaron a 315 familias de sus hogares ante la amenaza de incendio, informaron medios locales. Unos 360 kilómetros cuadrados han ardido en Uverito, según José Rafael Lozada, ingeniero forestal y profesor jubilado de la Universidad de los Andes en Mérida, Venezuela, lo que sería un área seis veces más grande que Manhattan.

Quemas

El mismo clima más cálido y seco que contribuye a alimentar los incendios en Venezuela está provocando otros fuegos a través de la frontera en el estado brasileño de Roraima, que amenazan las reservas indígenas allí.

Venezuela y Roraima han visto sólo entre 10 y 25 por ciento de sus niveles normales de lluvia en los últimos 30 a 90 días, dijo Michael Coe, director del programa tropical del Centro Woodwell de Investigación Climática, con sede en Estados Unidos.

La región se encuentra en un círculo vicioso en el que el cambio climático contribuye a condiciones secas y cálidas que empeoran los incendios, y esos incendios, a su vez, liberan gases de efecto invernadero que impulsan aún más el cambio climático, dijo Lozada.

Los incendios generalmente no ocurren naturalmente en la selva húmeda. "Los seres humanos provocan la gran mayoría para talar bosques para granjas y ranchos, una práctica que se mantiene desde hace mucho tiempo", dijo.

"La gente quema igual, pero la sequía es más extrema. La vegetación es más seca, las lluvias son escasas y vemos las consecuencias: una pequeña quema se transforma en un incendio de gran magnitud", agregó Lozada.

Sequía

La sequía del Amazonas ha trastornado la vida en la selva tropical más grande del mundo desde el año pasado, ya que empujó los niveles de los ríos a mínimos históricos, mató a delfines en peligro de extinción e interrumpió el paso de los barcos que transportaban alimentos y medicinas a docenas de ciudades.

A pesar de la gran cantidad de información que rastrea los incendios y señala los riesgos climáticos que se avecinan, los gobiernos de toda la región aún no logran montar una respuesta sólida para prevenir y combatir los incendios, dijo Machado, de Oxford.

Lee también: Nicolás Maduro: “Incendios provocados es una estrategia de zozobra”

Noticia al Día / Reuters

Noticias Relacionadas