"Siento que a nuestra sociedad le hace falta pronunciarse": Ignacio Consuegra

«Siento que a nuestra sociedad le hace falta pronunciarse»: Ignacio Consuegra

El arquitecto barranquillero contó detalles sobre su libro ‘Hablas y te salvas’, una recopilación de sus dibujos más importantes.

El vicerrector de Infraestructura de la Universidad Simón Bolívar, arquitecto  y caricaturista barranquillero Ignacio Consuegra Bolívar, quien firma como Monokuko sus dibujos, recientemente lanzó su libro Habla y te salvas, un recopilación de sus caricaturas más importantes con las que busca que las personas se “pellizquen” y opinen sobre los temas de actualidad nacional e internacional.

Consuegra, quien antes ya había publicado el libro Estampas de BobaQuilla, explica que su mayor preocupación es que “en el futuro podamos vivir en un país con mayores oportunidades” y por esto los temas denominadores en el libro son la desigualdad, la pobreza y la injusticia.

P.Las caricaturas son de varios hechos coyunturales del país, ¿cómo comenzó a hacerlas?

R. Desde pequeño en mi casa llegaban intelectuales amigos de mi papá como Juan B. Fernández Renowitzky, quien fue director de El Heraldo, y Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura. Desde que uno abría el ojo estaban ellos en la casa hablando de libros y literatura, y como siempre he dicho, ni yo ni mis hermanos podíamos dedicarnos a otra cosa que no fuera relacionado con el mundo intelectual. Resulta que a través del tiempo uno siente que la prensa ha ido empeñando su fortaleza y potencial; cuando uno lee algunos periódicos encuentra que los caricaturistas son los únicos que están hablando directamente a la población, son los que muchas veces, desposeídos de cualquier tipo de interés, afrontan la verdad de la sociedad. Realmente yo nunca pensé que, ya siendo mayor, iba a terminar siendo caricaturista. Aunque desde pequeño dibujaba, siempre estaba inclinado a hacer obras artísticas y no obras periodísticas.

P.¿Siempre las pensó para hacer un libro, o de dónde surgió la idea de este?

R. A mí no se me había ocurrido. La invitación me la hace Humberto Mendieta, quien dirige el noticiero Televista. Él me invitó para ir al noticiero los viernes a hacer la caricatura en vivo y en directo. Ese espacio tomó fuerza porque la gente participaba pero además pedía que se hiciera con más frecuencia y desde el año pasado se está haciendo una caricatura diaria en el noticiero del mediodía. Posteriormente, nos dimos cuenta que la gente por las redes sociales avalaba las caricaturas y algunos decían que las encontraban profundas y buenas, por esto fue que decidimos hacer el libro.

P.¿Por qué decidió ponerle a su libro ‘Habla y te salvas’?

R. Porque siento que a nuestra sociedad lo que más le  falta en estos tiempos es pronunciarse y que los problemas que tenemos de violencia, desigualdad, de falta de oportunidades, de hambre, no le podemos endilgar la culpa al gobierno, la culpa es de todos nosotros y pues yo asumo que el problema en América Latina es que no hay participación ciudadana en las grandes decisiones. En Europa todos opinan sobre todo porque la gente está enterada. Si me preguntas cuál es mi mayor objetivo como caricaturista,es poner mi grano de arena para enseñar a cambiar a la gente, que pueda opinar, pero si tú no tienes un nivel de opinión no puedes transformar a la sociedad.

P.¿Por qué contar con humor temas delicados y dolorosos?

R.Realmente no hay que olvidar que somos el país más feliz del mundo y ese es nuestro mecanismo de defensa, si fuéramos tristes todos ya nos hubiésemos suicidado. Entonces es una forma en que el colombiano ve sus penas, afronta sus dificultades con humor, con gracia. Además, todo lo que nos ocurre es culpa de unos aspectos que muchas veces la solución no está en nuestras manos y no puede uno martirizarse sobre esas situaciones, por eso hay que cogerla suave como se dice en la Costa.

El Heraldo