Sábado 20 de julio de 2024
Al Dia

Primer debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump fue este jueves

La situación de la economía abrió el primer debate entre los candidatos a la presidencia Joe Biden y Donald Trump,…

Primer debate presidencial entre Joe Biden y Donald Trump fue este jueves
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

La situación de la economía abrió el primer debate entre los candidatos a la presidencia Joe Biden y Donald Trump, que expusieron sus visiones opuestas sobre uno de los temas que más preocupa a los estadounidenses.

El presidente Biden arrancó haciendo una referencia a la situación heredada en 2021 cuando asumió la presidencia: "Lo que me dejó el señor Trump fue una economía que estaba en caída libre".

"La pandemia fue tan mal manejada que mucha gente estaba muriendo (…) La economía colapsó. No había empleos. La tasa de desempleo aumentó al 15 %, fue terrible. Entonces lo que tuvimos que hacer es intentar recomponer las cosas nuevamente", afirmó el presidente.

Una visión muy distinta ofreció Trump, quien afirmó que durante su mandato (2017-2021) Estados Unidos tuvo "la mayor economía en la historia" del país.

"Nunca lo hemos hecho tan bien. Todo el mundo quedó asombrado. Otros países nos estaban copiando. Nos golpeó la covid y, cuando lo hicimos, gastamos el dinero necesario para no terminar en una Gran Depresión", dijo.

La llegada de Biden al poder, añadió, fue "un desastre para nuestro país" y "los únicos empleos que creó son para inmigrantes ilegales y empleos de recuperación, una recuperación del covid".

"No ha hecho un buen trabajo. Ha hecho un mal trabajo y la inflación está matando a nuestro país. Nos está matando absolutamente", afirmó en un tono calmado, poco usual en el expresidente.

Biden no se dio por vencido y afirmó que Trump es "el único que piensa eso".

Tanto Trump como Biden son conscientes de que, según las encuestas, la economía y la inflación son dos de las principales prioridades de los votantes y los conceptos que más determinarán su voto.

Pero ambos dibujan la realidad de modo distinto. Biden, que heredó una grave crisis por la pandemia, se jacta de haber creado desde que llegó al poder más de 15 millones de puestos de trabajo, con una tasa de desempleo históricamente baja, en el 4 %.

La inflación, además, ha bajado considerablemente desde el máximo del 9,1 % que alcanzó en junio de 2022 y hoy está en el 3,3 %.

En el sombrío panorama internacional, la economía estadounidense sigue creciendo. En el primer trimestre, el PIB creció cuatro décimas, a un ritmo de anual de crecimiento del 1,4 %.

Así, si se cumpliera la estadística de que ningún presidente estadounidense posterior a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) ha perdido unas elecciones cuando la economía es boyante, Biden lo tendría todo para ganar en noviembre.

Pero, según los analistas, hoy en día existe una desconexión de estas cifras con los votantes, quienes en su mayoría creen que la economía estadounidense no va bien, especialmente por el coste de la vida.

Trump conoce, por tanto, que esta percepción le puede beneficiar y constantemente ataca al demócrata, responsabilizándolo de ser el generador “de la pesadilla inflacionaria”.

Y le acusa, por ejemplo, de inventarse méritos al afirmar que el 72 % de todos los empleos que Biden afirma haber creado son en realidad empleos creados tras la debacle de la pandemia.

Sobre la migración

Donald Trump acusó este jueves al actual líder estadounidense, Joe Biden, de abrir el país a los criminales y haber provocado que los ciudadanos vivan actualmente en un «nido de ratas», con asesinatos perpetrados por inmigrantes.

«Estamos viviendo ahora mismo en un nido de ratas. Están matando a nuestra gente en Nueva York, en California, en cada estado, porque ya no tenemos fronteras», le dijo a Biden en su primer debate de las presidenciales de noviembre, celebrado en Atlanta y sin público.

Según Trump, esos inmigrantes son los que están «violando y matando a las mujeres».

El primer cara a cara de este año tiene lugar en los estudios de la cadena CNN en la ciudad de Atlanta (Georgia), con una duración de 90 minutos y sin presencia de público.

La cita ocurre en un momento trascendental, dado que ambos candidatos están empatados en las encuestas y cualquier error que se haga viral podría decantar la balanza.

Lee también: Donald Trump dice no tener problema con cumplir una posible pena de cárcel

Noticia al Día/Información de EFE

Noticias Relacionadas