- Publicidad -
viernes, octubre 7, 2022
23.2 C
Zulia

Liz Truss ante una prueba de fuego tras la muerte de la reina Isabel II

- Publicidad -
Liz Truss ante una prueba de fuego tras la muerte de la reina Isabel II.Foto: Paul Cgilds / Pool / AFP.

Por primera vez en su historia, Reino Unido cambió de monarca y de primer ministro en la misma semana. Una prueba de fuego inédita para Liz Truss, la nueva jefa de gobierno que lideró el país apenas cuarenta y ocho horas bajo el reinado de Isabel II.

El martes, la Reina encargó a Truss, quien sucede al conservador Boris Johnson en el cargo de primera ministra, formar un gobierno. El momento fue inmortalizado por una foto, la última imagen oficial de la soberana, quien falleció el jueves 8 de septiembre.  

«Aprecié grandemente su sabio consejo», dijo Truss este viernes ante la Cámara de los Comunes. «Ella compartió generosamente conmigo su profunda experiencia de gobierno, incluso en sus últimos días», añadió.

Pocas horas antes de que muriera la Reina, Truss desveló ante el parlamento un enorme paquete de medidas para hacer frente a la desbocada inflación, causada en gran parte por el alza de los precios de la energía.

- Advertisement -

Pero el debate quedó interrumpido después que la nueva primera ministra y algunos diputados recibieron mensajes donde se les informaba que la salud de la Reina empeoraba de forma preocupante.

Unas cuatro horas más tarde, el palacio de Buckingham comunicó a Truss el fallecimiento de la soberana, según Downing Street, dos horas antes de que se informara de ello a la nación y al mundo entero.

-Desde Churchill hasta ahora

 

Truss ha sido la 15ta. primer ministro en los setenta años de reinado de Isabel II, que empezó con el histórico líder Winston Churchill en Downing Street. 

- Advertisement -

Isabel II tenía apenas veinticinco años cuando tomó el relevo de su padre en 1952. Como ella mismo admitió, Churchill la ayudó a comprender sus obligaciones constitucionales como monarca.

En un contexto de posguerra y en los albores de la Guerra Fría, Churchill manifestó al parlamento: «Llega al trono en un momento en el que una humanidad atormentada se encuentra a caballo entre una catástrofe mundial y una edad de oro».

Al final de su reinado, los primeros ministros confiaban en la gran experiencia de la Reina durante sus audiencias semanales y muy privadas con ella. 

Una oportunidad que no tendrá Truss, quien inicia su cargo bajo el reinado del nuevo monarca, Carlos III, quien en sus décadas como heredero opinó sobre cuestiones políticas, muchas veces de forma polémica. 

El viernes, Carlos III mantuvo su primera audiencia con Truss en el palacio de Buckingham.

La predecesora de Johnson, Theresa May, elogió a Isabel II por sus «inmensos conocimientos».

«Era muy precisa en su juicio respecto a la gente y a menudo podía compartir, si se quiere, bocetos de personas que conocía, personas que había conocido», dijo.

«A veces se trataba no sólo de la persona, sino de una especie de historia de esa persona, de sus experiencias en determinados países, en determinados temas», añadió.

 

«Siempre una palabra sensata»

 

Entre sus muchos primeros ministros, la Reina se sentía más cercana a Churchill. 

En cuanto a Margaret Thatcher, los archivos desclasificados indican que estaba indignada por su negativa a imponer sanciones a Sudáfrica durante el periodo de Apartheid.

Con Johnson, su relación constitucional fue tensa. Los escándalos en los que se vio inmerso y llevaron a sus propios diputados a darle la espalda, afectaron también a la Monarca. 

En septiembre de 2019, se vio arrastrada involuntariamente en una crisis cuando el Tribunal Supremo dictaminó que la suspensión del parlamento en el periodo previo al Brexit se hizo de manera ilegal. 

Pero en otra ocasión, tras la muerte de la princesa Diana en 1997, la propia monarquía le debió el mérito a un primer ministro que logró reaccionar con rapidez.

Tony Blair se impuso cuando la Reina estaba siendo cuestionada por un público furioso ante el fallecimiento de Diana.

Al referirse a Diana como la «princesa del pueblo», Blair ayudó a canalizar el estado de ánimo nacional y aconsejó al palacio despojarse de la rigidez constitucional que alejó a la Reina del sentimiento de conmoción del público.

Pero tanto Blair como su sucesor laborista Gordon Brown, homenajearon también el sentido de la responsabilidad de la Reina y su amplia experiencia. Así lo hizo también el conservador John Major, quien sucedió a Thatcher en Downing Street. 

«Siempre estaba muy bien informada», dijo Major. «Siempre tenía una palabra sabia. Y esas reuniones con la Reina eran siempre la mejor parte de la semana de un primer ministro», añadió.

 

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el linkhttps://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

23,848FansMe gusta
738,684SeguidoresSeguir
471,335SeguidoresSeguir
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -