- Publicidad -
martes, octubre 3, 2023
26.7 C
Zulia

La “Serpiente”: asesino en serie llegó a Francia después de 20 años encarcelado en Nepal

- Publicidad -

El asesino en serie francés Charles Sobhraj, conocido como la “Serpiente” y responsable de múltiples homicidios en la década de 1970 en Asia, llegó a Francia este sábado tras pasar dos décadas en la cárcel en Nepal.

Sobhraj, de 78 años, llegó al aeropuerto de Roissy Charles-de-Gaulle, en las afueras de París, a bordo de un avión procedente de Doha (Catar), constató un periodista de la AFP que viajaba con él.

Un alto tribunal de Nepal determinó el miércoles que debía ser liberado por motivos de salud y deportado a Francia en un plazo de 15 días. Fue liberado el viernes y subido a un vuelo en el aeropuerto de Katmandú para llevarlo a París, con escala en Doha.

Durante el vuelo, Sobhraj insistió ante el periodista de la AFP que era “inocente”.

“Me siento genial… Tengo mucho que hacer. Tengo que demandar a mucha gente. Incluido el Estado de Nepal”, dijo Sobhraj a la AFP a bordo del avión.

Consultado si pensaba que se le había calificado erróneamente como asesino en serie, el hombre respondió: “sí, sí”.

A su llegada al aeropuerto francés, la Policía de fronteras realizó las “verificaciones de identidad”, y abandonó discretamente el aeropuerto, según una fuente aeroportuaria, haciendo caso omiso de los numerosos periodistas que lo esperaban.

Según esa fuente, en Francia no es “ni buscado ni perseguido”.

“Estoy muy contenta”, comentó ante la prensa su abogada francesa, Isabelle Coutant-Peyre, quien llegó a recogerlo al aeropuerto. “Fue condenado injustamente en un expediente fabricado con documentos falsificados por la Policía nepalesa. Es un escándalo, lo presentan como un asesino en serie, lo cual es completamente falso”, agregó.

“Asesino del bikini”

La historia de Sobhraj fue relatada en la serie La Serpiente, una producción de Netflix y la BBC.

Nacido en Saigón, de padre indio y madre vietnamita, la cual se casó luego con un francés, Sobhraj emprendió una vida internacional de criminalidad que lo llevó en 1975 a Tailandia.

Haciéndose pasar como comerciante de joyas, se hacía amigo de las víctimas, muchos de ellos mochileros occidentales a quienes drogaba, robaba y mataba.

De apariencia dócil y sofisticado, se le implicó en el asesinato de una joven estadounidense cuyo cuerpo en bikini fue hallado en una playa en 1975.

Apodado el “Asesino del bikini”, Sobhraj llegó a estar vinculado a más de 20 asesinatos.

Fue arrestado en India en 1976 y allí pasó 21 años encarcelado, salvo por un breve periodo en 1986 cuando escapó y fue capturado nuevamente en el estado costero de Goa.

Liberado en 1997, vivió en París donde cobraba por dar entrevistas, pero regresó a Nepal en 2003. 

“Karma”

Fue localizado en un casino en el distrito turístico de Katmandú por el periodista Joseph Nathan, uno de los fundadores del diario Himalayan Times, y luego detenido.

“Parecía inofensivo (…). Fue pura suerte que lo reconociera”, contó Nathan el jueves a la AFP. “Creo que fue el karma”.

Un tribunal de Nepal lo sentenció a cadena perpetua por el asesinato de la turista estadounidense Connie Jo Bronzich en 1975 en ese país asiático. 

Una década después fue declarado culpable del asesinato del compañero de Bronzich, un canadiense.

Lee también: La «Serpiente», el asesino en serie más despiadado de Asia fue liberado en Nepal y deportado a Francia

En el avión que lo llevó a Doha, Sobhraj reiteró a la AFP su inocencia en los dos asesinatos en Nepal.

“Las cortes de Nepal, de la corte de distrito al alto tribunal y la suprema corte, todos los jueces tenían prejuicios contra Charles Sobhraj”, afirmó.

“Soy inocente de esos casos, ¿ok? No tengo que sentirme mal por eso, ni bien. Soy inocente, todo se basó en documentos falsos”, agregó.

El oficial policial tailandés Sompol Suthimai, cuyo trabajo con Interpol fue clave en su arresto en 1976, presionó para que Sobhraj fuera extraditado a Tailandia para ser juzgado allí por los asesinatos en ese país.

Pero Sompol dijo el jueves a la AFP que no se opone a su liberación porque tanto él como el criminal al que una vez persiguió están ahora muy viejos.

“No tengo sentimientos por él después de tanto tiempo que ha pasado”, declaró Sompol, de 90 años. “Creo que ya pagó por sus actos”, consideró.

AFP

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -