- Publicidad -
domingo, febrero 5, 2023
31.3 C
Zulia

Desmanteladas las protestas en Brasil: 1500 detenidos

- Publicidad -

Durante el mes de enero del año pasado fue Estados Unidos y este año 2023 lo llevó a cabo Brasil. El país carioca busca recuperar la normalidad después de los hechos violentos a las instituciones por parte de adeptos al expresidente Bolsonaro, quienes llegaron protestando al Congreso y a los tribunales pidiendo un golpe de Estado para derrocar al recién investido gobierno de Lula da Silva.

El expresidente brasileño, por su parte, se encuentra ingresado de urgencia en un hospital de Estados Unidos, adonde se desplazó antes de la investidura de Lula.

Foto: Cortesía. Protestas

«Todo el mundo sabe que hay varios discursos del expresidente Bolsonaro, estimulando todo esto, estimulando la invasión de los tres poderes. La responsabilidad es de él y de los partidos que lo han apoyado», manifestó Lula en su primera reacción.

Los cargos que se les imputan a los arrestados están los de golpe de Estado, lesiones, desórdenes públicos, destrozos de bienes del Estado, posesión de armas y robo, después que se confirmó que alguno de los asaltantes atacó a periodistas que cubrían lo sucedido para hacerse con sus equipos.

Foto: Cortesía. Protestas

Los jefes de los poderes Legislativo y Judicial, llamaron este lunes a mantener la «serenidad» y «defender la democracia» en paz, tras el intento de golpe de Estado. El país necesita «normalidad, respeto y trabajo» para alcanzar «el progreso y la justicia social», señaló la nota conjunta firmada por Lula, los jefes del Congreso y la presidenta de la Corte Suprema, Rosa Weber.

Esos grupos radicales de extrema derecha desconocen la victoria de Lula en las urnas, que asumió el poder el pasado 1 de enero, y han venido exigiendo desde entonces una «intervención» militar que devuelva al poder a Bolsonaro.

Foto: Cortesía. Protestas

Países como Rusia, China o India, Ejecutivos de derecha radical con partidos antaños o antepasados «amigos» de Bolsonaro, como el de Giorgia Meloni, cerraron filas con Lula, el mundo cerró filas con Lula. Joe Biden, presidente estadounidense, afirmó: «Condeno el asalto a la democracia y a la transferencia de poder pacífica en Brasil». En contraparte, el expresidente de EEUU, Donald Trump, guarda silencio pese a ser (para muchos) el referente de lo ocurrido.

Por otra parte, Pekín condenó «firmemente» el «asalto violento» a las instituciones principales del gigante sudamericano y apuesta al hecho de que con Lula da Silva al frente, Brasil «siga gozando de estabilidad y armonía social». El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, así lo pronunció, cuando en declaraciones a los medios confirmó que el gobierno de Xi Junping sigue «muy de cerca» todo lo ocurrido porque considera a Brasil como «un socio estratégico».

Foto: Cortesía. Protestas

Europa también siguió esa línea. De hecho, las reacciones fueron inmediatas y rotundas contra el intento de golpe y cerró filas en favor de Lula.

Lo ocurrido aceleró los acontecimientos y el Congreso brasileño ya se encuentra trabajando para formar una comisión de investigación sobre el papel que habría desempeñado el expresidente Jair Bolsonaro en la crisis política y que una de sus primeras medidas será la de reclamar su regreso. «Bolsonaro puede y va a ser convocado. Tiene que venir a responder por los crímenes que cometió. Además de esto, él ahora será investigado en primera instancia», consolidó el expresidente del Senado, Renan Calheiros. «Tenemos la oportunidad de investigar todo, quiénes en las Fuerzas Armadas colaboraron, qué empresarios financiaron estos actos, quién en la clase política ayudó», dictaminó.

El Gobierno denuncia el robo de armas

El ministro de la Secretaría de Comunicación Social de Brasil, Paulo Pimenta, con las investigaciones abiertas, denunció el robo de armas de fuego de la sala del gabinete de Seguridad Institucional del Palacio de Planalto en el transcurso del asalto. «Cada uno de esos maletines tiene armas, armas letales y armas no letales que se han llevado», acusó Pimenta en un video que publicó en sus redes sociales, donde se evidencian varios maletines vacíos.

Durante el asalto al Palacio de Planalto, los seguidores de Bolsonaro destruyeron el despacho de la primera dama, Rosangela Silva, y del ministro Pimenta, no así la de Lula, que cuenta con seguridad adicional.

Foto: cortesía. Protestas

El asalto arrojó daños importantes a obras del patrimonio histórico brasileño, como: obras de arte, el mural Mulatas de Di Cavalcanti, o Araguaia de la artista Marianne Peretti. «Obras de arte, esculturas, obras rasgadas, agujereadas, rotas», clamó Pimenta, quien declaró, además, que los asaltantes se han cebado especialmente con las instalaciones de la secretaría que él dirige.

Asimismo, los daños al patrimonio histórico son incalculables e irreparables, según han anunciado fuentes del Supremo al diario O Globo. La propia presidenta del Supremo lamentó que las instalaciones fueron «severamente destruidas por criminales, vándalos y antidemócratas».

Lea también: Educadores protestan en varios estados del país en demanda de reivindicación salarial (+Fotos)

Con información del diario español 20 Minutos

Noticia al Día

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -