China: palabras de Trump sobre Taiwán, "seria preocupación"

China: palabras de Trump sobre Taiwán, «seria preocupación»

vgnmChina dijo el lunes que las últimas declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Taiwán causan una «seria preocupación» al sugerir que estaba reconsiderando la relación de su país con la isla.

Las palabras de Trump en una entrevista emitida en televisión el domingo plantean la posibilidad de que las relaciones entre Washington y Beijing se vean «gravemente afectadas», señaló Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino. La política «una China» era el «fundamento político» de los lazos entre las dos naciones, agregó.

Pero el republicano, en declaraciones a la televisora Fox News el domingo, dijo que no se sentía «limitado por la política ‘una China’ a menos que hagamos un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluyendo el comercio».

China considera que la isla autogobernada es parte de su territorio y cualquier referencia a un estado independiente es un grave insulto. Estados Unidos cambió sus relaciones con Taipei a Beijing en 1979.

Un diario oficial chino dijo también el lunes que Trump es «tan ignorante como un niño», después de que volvió a sugerir que estaba reconsiderando la forma en que su país se relaciona con Taiwán, uno de los temas más sensibles en la relación entre Washington y Beijing.

Beijing estaba ya molesto por la llamada telefónica del pasado 2 de diciembre entre Trump y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen. Esta fue la primera vez que un presidente o presidente electo estadounidense habló en público con un líder taiwanés en casi cuatro décadas.

Horas después de la emisión, el Global Times, un periódico controlado por el Partido Comunista, publicó un editorial en chino titulado: «Trump, por favor, escuche claramente: ‘Una China’ no puede ser comercializada».

«China necesita lanzar una lucha resuelta con él», señaló el editorial. «Solo después de que se tope con algunos obstáculos y entienda realmente que China y el resto del mundo no deben ser intimidados, obtendrá alguna percepción».

El Global Times, publicado por el portavoz del Partido Comunista, el People’s Daily, suele publicar comentarios que apuntan al sentimiento nacionalista con un lenguaje provocador.

Hasta ahora, funcionarios chinos habían respondido con silencio a Trump, quien después de la llamada telefónica con Tsai publicó dos tuits acusando a China de manipular su moneda, gravar las importaciones estadounidenses y provocar tensiones en el mar de la China Meridional. El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, calificó en su momento la conversación como un «truco» taiwanés y el ministerio reiteró en varias ocasiones que Taiwán es una parte del país, sin criticar directamente al presidente electo.

El domingo, Trump pareció rechazar los reportes de que su llamado con Tsai estaba planeado con antelación por asesores para confrontarlo con China por la isla. Dijo que se enteró de que la conversación iba a ocurrir «probablemente un o dos horas antes».

«¿Por qué debería otra nación poder decir que no puedo responder a una llamada?», dijo. «Para ser honesto, creo que habría sido muy irrespetuoso no responder».

AP