Anthony, el mototaxista venezolano que atendió dos partos de emergencia en Santa Marta

Anthony, el mototaxista venezolano que atendió dos partos de emergencia en Santa Marta

Anthony-mototaxista-Santa-Marta-parto

Foto: ElHeraldo

Hace cinco años llegó a la capital del Magdalena y por cuestiones del destino, Anthony ha tenido de ‘desempolvar’ su profesión de paramédico y ayudar a traer al mundo a dos bebés, salvando la vida no solo del pequeño, sino también de la madre.

 

En horas de la tarde de este lunes 18 de julio, el tráfico a la altura del puente de Timayui en Santa Marta se vio paralizado.El motivo fue que la mujer que estaba a bordo de un taxi, se encontraba en trabajo de parto, y la posibilidad de que tuviera a su bebé en cualquier momento, sumado a los gritos de dolor por este proceso, hizo que el taxista entrara en pánico y decidiera detener el vehículo para pedir ayuda.

Lo que no contaba ni la madre ni el conductor es que detrás venía Anthony Terán Ríos, quien minutos antes había visto a la mujer buscando un vehículo para ir hasta un centro asistencial; pero su experticia le hizo saber que pronto iniciaría el trabajo de parto.

Y es que detrás de la camisa manga larga y el casco que utiliza Anthony en su labor como mototaxi, está un profesional de la salud.

 

Durante tres años este joven ejerció como paramédico en su país natal, Venezuela.

 

“Yo estaba trabajando cuando vi a la muchacha desesperada, como mirando para el cielo buscando un taxi. Ella estaba con mi prima, y les pregunté para dónde iban y me dijeron que iban para la clínica, pero yo sentí que no iba a alcanzar a llegar, por eso quedé con la inquietud y cuando vi que se montaron al taxi las seguí, tenía miedo que se le muriera el ‘pelaito’, y efectivamente vi cuando el taxi se detuvo, porque el conductor estaba desesperado” sostuvo Anthony a EL HERALDO.

En ese momento, este joven trabajador de 26 años no dudó en dejar su moto en plena vía y se acercó al vehículo, que ya estaba rodeado de varios curiosos que querían ver de dónde provenían los gritos.

Una vez allí, intentó ganarse la confianza de la mujer para que empezara a pujar, puesto que al enterarse que no era una mamá primeriza, y al sentir las contracciones, calculó que podría estar dando a luz en un tiempo no mayor a 15 minutos.

Sin mayores alternativas, la mujer decidió confiar en un extraño y empezar a pujar.

El bebé nació sano y salvo en los brazos de Anthony, que después de cerciorarse que tanto la madre como el niño estaban bien, los dejó partir hasta el centro de salud más cercano, y solo en ese momento notó que su motocicleta ya no estaba en el lugar que la había dejado.

En medio del pánico, supo por algunos vecinos que su moto se la habrían resguardado en un parqueadero. “Sentí alivio porque estaba asustado porque no encontraba la moto, y esa moto no es mía”, dijo. 

 

¿El ángel de los partos?

 

En medio de lo insólito que puede resultar una coincidencia de esta naturaleza, en el que una mujer en trabajo de parto coincida justo con un trabajador de la salud; esta no es la primera vez que Anthony Terán atiende una emergencia de este tipo.

 

Lea también: Analista Rudi Cressa sobre propuesta de Citgo: Bajo las condiciones actuales, el crudo venezolano se vendería con limitaciones

 

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el linkhttps://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día con información de ElHeraldo