- Publicidad -
domingo, febrero 5, 2023
31.9 C
Zulia

A Pedro Castillo no le salió el Fujimorazo: disolución, golpe y autogolpe en Perú

- Publicidad -


Cuando el 28 de junio pasado el partido Perú Libre le solicitó al Mandatario renunciar a su militancia, el futuro inmediato del presidente de la nación inca comenzó a oscurecerse.

Esta decisión del partido Perú Libre no generó los escándalos que se esperaban en el escenario político, aunque esa inscripción de candidatura fue por motivos funcionales.

María Sosa Mendoza, columnista peruana refiere: “Nueve días antes de que venciera el plazo para que los postulantes se registraran en un partido político, Perú Libre lo inscribió”.

Los intentos de Castillo por conformar una plataforma con los sindicatos de maestros no habían prosperado lo suficientemente rápido y al actual presidente y al jefe de la organización política Vladimir Cerrón, no les quedó otra salida.

“En el plano discursivo, el dirigente sindical (Castillo) siempre guardó distancias con la postura ideológica de Perú Libre y el espacio que le otorgó al partido en su gobierno nunca fue más allá de las «cuotas partidarias”.

Cuotas que en noviembre pasado se disolvieron al rechazar Perú Libre -16 votos en contra-, la designación de Mirtha Vásquez como presidenta del Consejo de Ministros. En esa ocasión la organización política expresó en un comunicado que “no pasó a la oposición y que se mantenía «al lado del pueblo”.

Lee también: Pedro Castillo cerró el Congreso Peruano y decretó Estado de Excepción

A un año de su encumbramiento como jefe del Ejecutivo peruano, Pedro Castillo se quedó sin partido oficialista.

En abril enfrentó una de las situaciones más difíciles de su mandato: 18 regiones del país -once de ellas donde había ganado de manera contundente en la segunda vuelta del 6 de junio de 2021- salieron a las calles a manifestarse contra su gestión.

Las movilizaciones las había iniciado el gremio de transportistas de carga pesada, pero en pocos días, comuneros, agricultores y pequeños comerciantes ambulantes se unieron a las protestas. Estos grupos, además de sus demandas particulares, reclamaban por el alza del costo de los productos de primera necesidad. Castillo perdió de esta manera sus bases de apoyo. Ya en noviembre, su popularidad se encontraba en un bajísimo 18 por ciento. En diciembre, intentó disolver el Congreso al mejor estilo de Fujimori pero la torta se le volteó completa, terminando detenido en una prefectura limeña.

Noticia al Día

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -