¿Qué requisitos se necesitan para ser monja?

«Sentir el llamado de Dios», solteras y viudas también: Para ser monja en Venezuela

Monjas

Monjas

 

Las monjas dedican su vida al servicio de su religión. Son generalmente practicantes de la fe católica, pero otras religiones, como el budismo y el cristianismo, aceptan y tienen monjas también.

Sus deberes depende de su religión. Toman votos que dependen de la fe y el orden.

Por lo general, implica dedicarse toda una vida de pobreza y castidad. Algunas monjas se dedican a la oración, como también existen algunas, que ayudan a su comunidad enseñando en colegios o en atención médica. 

El pasado viernes, 3 de junio, tuvimos el placer de conversar con Kary Ortega, una hermana retirada, quien permaneció durante 10 años dentro de la Congregación Misioneras del Divino Maestro, ubicada en Caracas, de los cuales, 6 años fueron de profesión temporal; 1 año de aspirantado; 1 año de prenoviciado y 2 de noviciado. 

Lo primero, para tomar la decisión de ser monja, es tener vocación. “Sentir el llamado de Dios a una vida de entrega y relación personal exclusivamente con él”, contó Ortega a NAD. 

Para obtener ese llamado, Ortega explicó que «se debe hacer un discernimiento vocacional, lo cual consiste en la búsqueda de la voluntad de Dios en la vida de quien aspira a los habitos. Este proceso puede durar unos meses, como uno o más años. Todo depende de la persona y de su proceso espiritual. 

Para ser monja en Venezuela, se debe ser mayor de edad, con bachiller alcanzado. Las congregaciones piden acta de soltería, pero, también, aceptan viudas con hijos mayores de edad. 

“Anteriormente uno de los requisitos era ser virgen, pero ahora con tanta promiscuidad dudo. Si no, no entra nadie”, dijo Kary Ortega, entre risas.

El proceso de formación consiste en 1-2 años de aspirantado, que tiene como fin continuar acompañando a la joven en su opción vocacional, en su discernimiento y maduración humana, cristiana y vocacional. Luego de esto,  comienza la parte de prenoviciado, el cual tiene una duración entre 1-2 años, paso que las aspirantes dan cuando sienten el llamado de de una vida religiosa, y por ultimo, el noviciado, entre 1-2 años, etapa  de prueba que atraviesa la aspirante antes de hacer los votos y comenzar a profesar.

Una de las monjas más reconocidas en el país es la Madre Carmen Rendiles Martínez, quien nació en Caracas el 11 de agosto de 1903.

El 25 de febrero de 1927, a los 24 años, luego de recorrer varios conventos, tocó las puertas de la Congregación de Siervas de Jesús, en el Santísimo Sacramento en Caracas. 

Para ese mismo año, el 8 de septiembre, ingresa al noviciado de la Congregación, luego de completar sus estudios y la preparación previa. Fue maestra de Novicias y para 1947 fue nombrada Superiora de la Casa Madre en Venezuela.

Para el año 1969, es Superiora General, cargo que desempeñó con autoridad, pero con mucha caridad hacia sus hermanas.

El 9 de mayo de 1977, luego de haber cumplido 50 años de vida religiosa, Madre Carmen muere en Caracas.

El 05 Julio de 2013, el Papa Francisco la declaró Venerable de la Iglesia, al reconocer que ejerció las virtudes cristianas heroicas. No fue sino hasta el 18 de diciembre de 2017, cuando la Santa Sede aprobó un milagro ocurrido por intercesión de Madre Carmen, que sanó el brazo de la doctora venezolana Trinette Durán de Branger, y que le permite convertirse en la tercera beata de Venezuela.

 

Lea también: Pico en los precios del combustible pone a prueba la economía estadounidense

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Alejandra Ocando/Pasante

Noticia al Día con información de www.queestudiar.org/madrecarmendevenezuela.com