Abogada construye casas con botellas de refresco

Abogada construye casas con botellas de refresco para personas de bajos recursos

Las casas con botellas de refresco son una novedad en arquitectura de Latinoamérica. Muchas personas tienen el objetivo de poner su conocimiento a favor de la población. Pues son conscientes de que muchos tienen que enfrentar día a día situaciones poco favorables. Reseña Mejor con Salud. 

Por lo tanto, se dedican a tratar de encontrar estrategias que ayuden a solucionar esos problemas. Esto, debido a que entienden que es mucho más reconfortante el progreso colectivo que el individual.

Tal como lo demostró una mujer que creó un proyecto inspirador para cuidar el medio ambiente y, a la vez, favorecer a las personas más necesitadas. En este artículo te compartimos todos los detalles de esta gran historia.

Ingrid Diez es una mujer boliviana que a lo largo de su vida se ha interesado por reducir la contaminación ambiental y fomentar una vida sostenible. A causa de ello, tomó la decisión de recoger todas las botellas PET que se encontrara para poderlas reciclar.

A la vez, se dio cuenta de que esas botellas eran muy útiles para fabricar juguetes, accesorios y hasta decorativos. Por esa razón, comenzó a elaborar varias artesanías a base de ese material.

Sin embargo, un día escuchó que una niña deseaba tener una habitación en la que pudiera vivir más cómoda. A raíz de ese hecho, supo que las botellas PET podían servir para construir hogares para las personas más necesitados.

 

Proyecto Casas de botella

De esa manera, consolidó el proyecto que llamó Casas de botella, el cual tiene el lema de brindarle una ayuda incondicional a los que más lo requieren y disminuir considerablemente la cantidad de residuos que pueden hacerle daño al entorno.

Después de instruirse e investigar de manera detallada cómo se podían realizar edificaciones con botellas PET, Ingrid tuvo el panorama claro y comenzó de inmediato su causa. Así, rellenó cada envase con vidrio, papel, arena y desechos orgánicos.

Seguido a ello, fue juntando cada una de las botellas que tenía listas y las compactó con cal y cemento. De ese modo, pudo construir todos los muros que se necesitaban para fabricarle un hogar seguro y cómodo a las personas que estaban desamparadas.

Así, la primera vivienda la fabricó en el año 2000 utilizando un total de 36 000 botellas PET. Fue de un total de 170 metros cuadrados y causó un gran impacto entre toda la población.

En consecuencia, una gran cantidad de personas decidieron unirse al proyecto para mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitaban. Entre todos aprendieron a construir cada casa en tan solo 20 días.

Es así como hasta el día de hoy han logrado fabricar un total de 300 viviendas con materiales reciclables. Además, han beneficiado a familias de varios países, tales como México, Bolivia, Uruguay, Panamá y Argentina.

Por otra parte, el proyecto ha recibido el reconocimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA). Tanto así, que lo tuvieron en cuenta para reconstruir muchas de las casas afectadas durante el último terremoto que ocurrió en Haití.

Teniendo en cuenta el éxito que ha tenido la iniciativa, Ingrid ha manifestado que tiene en mente realizar muchos más proyectos en los que se unan los actos de reciclar y realizar ayudas humanitarias.

Así mismo, reconoció que en este instante se encuentran realizando todas las gestiones pertinentes para construir las casas con botellas de PET en Brasil. Allí reconocen que hay una gran cantidad de personas que no tienen un hogar. 

El plástico es uno de los materiales más usados por las industrias. Pues es maleable, cómodo y bastante resistente.

Debido a ello, está inmerso en muchos productos que las personas usan en la cotidianidad. Sin embargo, es una realidad que es un material que puede tardar hasta un total de 1000 años en degradarse.

Por lo tanto, durante todo ese tiempo puede generar una gran cantidad de sustancias tóxicas que perjudican la calidad del aire y contaminan a los suelos. Además, puede terminar en las fuentes hídricas y causar la muerte de los animales que viven en esos ecosistemas.

Iniciativas como las de Ingrid son necesarias para salvar al mundo y a los seres vivos. Por esa razón, deben contar con un gran apoyo de la población y de las organizaciones.

 

Lea también: Ser atropellado y quedar tirado en la carretera sin socorro

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Mejor con Salud