- Publicidad -
jueves, mayo 30, 2024
25.5 C
Zulia

La alemana “Sin novedad en el frente” gana el Óscar a la mejor película internacional

- Publicidad -

El film alemán Sin novedad en el frente, nueva adaptación al cine de la clásica novela homónima sobre la Primera Guerra Mundial, ganó el domingo el Óscar a la mejor película internacional con su mensaje antibelicista, superando a Argentina, 1985.

Favorita en la categoría, la cinta producida por Netflix se impuso a la argentina protagonizada por Ricardo Darín, considerada una seria contendiente, así como a la belga Close, a la polaca EO, y a la irlandesa The quiet girl.

“Esto significa mucho para nosotros”, dijo el director suizo Edward Berger, de 52 años, al recibir la estatuilla anunciada por Salma Hayek y Antonio Banderas.

Casi un siglo después de la publicación del libro de Erich Maria Remarque, una de las obras más influyentes de la literatura alemana, Sin novedad en el frente cierra con el Óscar su marcha triunfal por la temporada de premios cinematográficos.

El canciller alemán Olaf Scholz felicitó a los responsables del film por su “enorme éxito”.

“Especialmente en estos tiempos difíciles, muestra de manera inequívoca cuán terrible e inhumana es la guerra”, señaló el jefe de gobierno.

Se convirtió en el primer film en idioma alemán en la historia de la Academia de Hollywood en competir por el codiciado Óscar a mejor película, entre un total de nueve nominaciones. 

Además de la estatuilla a mejor película extranjera, se llevó otros tres Óscar: mejor fotografía, mejor diseño de producción y mejor banda sonora.

Lee también: La bofetada de Will Smith fue objeto de bromas en los Óscar

Y en febrero arrasó en los Bafta británicos, llevándose siete estatuillas. Un año después de la invasión rusa de Ucrania, es “lamentablemente, la película adecuada en el momento adecuado”, comentó entonces la ministra alemana de Cultura, Claudia Roth.

“Aborda los horrores de una guerra en el corazón de Europa de una manera desgarradora, con imágenes que nadie olvidará fácilmente”, dijo.

Es la segunda vez que una adaptación del libro de Remarque es recompensado en los Óscar. En 1930, el largometraje del estadounidense Lewis Milestone ganó el Óscar a la mejor película y al mejor director.

El último film alemán en ganar el Óscar al mejor largometraje internacional (una categoría entonces conocida como mejor película en lengua extranjera) había sido La vida de los otros en 2007.

“Punto de vista alemán”

La novela traducida a más de 60 idiomas, y sus adaptaciones cinematográficas, cuenta el destino trágico de un joven soldado alemán, Paul Bäumer (interpretado por Felix Kammerer), quien parte al frente como voluntario. 

Descubre el horror de las trincheras en Francia y se da cuenta del adoctrinamiento nacionalista que él y sus compañeros han recibido.

El domingo, al obtener el Óscar, Berger agradeció a Kammerer, un actor de teatro austriaco en su debut cinematográfico, diciendo: “Sin ti, ninguno de nosotros estaría aquí”.

El libro de Remarque, perseguido desde 1930 por los nazis y exiliado en Suiza y luego en Estados Unidos, fue objeto en 1933 de quemas públicas. La película estadounidense, acusada de “traicionar a los soldados”, fue rápidamente prohibida en Alemania.

Disponible en la plataforma estadounidense Netflix desde el 28 de octubre de 2022, la nueva adaptación también se ha estrenado en salas de cine en varios países.

En una entrevista con la AFP en septiembre, Berger, quien ha vivido la mayor parte de su vida en Alemania,  explicó que “quería tratar la novela desde un nuevo punto de vista, el de un director alemán”. Más de un siglo después de la Primera Guerra Mundial, quería insistir en “la perspectiva de los vencidos”, dijo. 

La firma del armisticio y las duras condiciones impuestas a los alemanes alimentaron la propaganda nazi para justificar el nacionalismo y el inicio de la Segunda Guerra Mundial. 

En su filme, Berger introduce una secuencia histórica que no estaba en el libro: se ve al socialdemócrata Matthias Erzberger, jefe de la delegación alemana, negociar y luego firmar la rendición de su país y el armisticio, el 11 de noviembre de 1918, en Compiègne (Francia) con el mariscal francés Foch.

“Mi película se diferencia también de los filmes estadounidenses o británicos realizados desde el punto de vista de los ganadores”, añadió el cineasta. “En Alemania, siempre existe este sentimiento de vergüenza, duelo y culpabilidad. Era importante para mí aportar este punto de vista”.

AFP

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -