Esta señora descubrió "lo que quiere el negro" y dejó toda vaina botada

Esta señora descubrió «lo que quiere el negro» y dejó toda vaina botada

El periodista, Francisco Armanet, narra para Upsocl la historia de una bella mujer inglesia quien perdió la cabeza por un joven moreno.

“Ella era una madre amorosa y cariñosa. Hoy es como si una alienígena hubiera poseído su cuerpo“, dijo su ahora ex esposo.

Parece la peor pesadilla de cualquier persona enamorada, el escenario más terrible para un hijo, y un nefasto final en la historia de una familia que se mantuvo felizmente unida durante 23 años. El caso de la británica Heidi Hepworth, 44, madre de 9 hijos y todavía esposa legal de Andy Hepworth, ha causado, por lo bajo, una extraña confusión en todas las personas que se han enterado. Y es que, según relata su abandonado marido desde Inglaterra, la mujer fue una madre ideal y todo aquello que un hombre puede desear en esta vida, hasta que conoció a un joven africano de 30 años que la ‘enamoró’ tan intensamente que ella no tuvo siquiera que pensarlo dos veces antes de comprar boletos a Gambia, hacer sus maletas y subirse a bordo de un avión que la llevaría directamente hasta esta suerte de ‘toyboy’ africano.

Según informó The Sun, la mujer conoció a su nueva pareja en Facebook luego de que varios hombre asiáticos y africanos comenzaran curiosamente a agregarla como amiga en la red social. Entonces, tras pocos días de un ir y venir de mensajes, Heidi pensó que debía hacer lo que su corazón le dictara. El padre de la familia no había vuelto a casa del trabajo, y ella ya había comprado el pasaje a Gambia.

Hoy, la mujer lleva una vida indiferente y despreocupada junto a Mamadou Jallow, el joven quien la conquistó a través de Internet.

Pero aparentemente Heidi dio señales antes de viajar. Su esposo señaló a The Sun que en el momento no se dio cuenta, pero una vez que ella ya se había ido, unió los puntos y las cosas cobraron absoluto sentido.

“Heidi no era ella. Comenzó a maquillarse y a usar vestidos que antes jamás había usado, incluso se hizo un tatuaje”
Además, Andy agregó que hoy vive un verdadero calvario.

“La persona en la que encontré a mi esposa ahora se ha convertido en algo horrible. Ella era una madre amorosa y cariñosa. Hoy es como si una alienígena hubiera poseído su cuerpo“, señaló.
Y como si todo esto fuera poco, la misma Heidi conversó con The Sun para informar en detalle lo que ocurrió.

“Conocí a un joven caballero, pero no es una aventura. El matrimonio tuvo problemas. Nos distanciamos. ¿Acaso una mujer no puede tener una nueva relación? Si ustedes conocieran a Mamadou, no podrían amarlo más.”

Por último, Heidi señaló que hubo un tiempo en el que, a pesar de la lejanía, imaginaba un futuro con Mamadou y sus hijos. Hoy, sin embargo, no hace mucho más que hablar con ellos a través de Skype.