Serena no volvería a las canchas hasta el 2017: "Estoy cansada de jugar lesionada"

Serena no volvería a las canchas hasta el 2017: «Estoy cansada de jugar lesionada»

La estadounidense estaría planteándose no volver a jugar en todo lo que queda de 2016. Foto: Agencias

La estadounidense estaría planteándose no volver a jugar en todo lo que queda de 2016. Foto: Agencias

Una temporada difícil de asimilar para Serena Williams. Lesiones, varias derrotas ante jóvenes tenistas, escasa presencia en el circuito y, además, cesión del N°1 del mundo después de 186 semanas en la cima de manera consecutiva. Un combo que la lleva a pensar a no jugar más en lo que queda de 2017.

«Estoy cansada de jugar torneos lesionada y perder partidos que nunca debería perder», destacó Serena Williams, en una entrevista a CNN, en plena inauguración de la nueva academia de tenis de su entrenador Patrick Mouratoglou, cerca de Niza.

La estadounidense, a punto de cumplir 35 años, tuvo un año para el olvido en cuestiones físicas. Desde el US Open 2015 apenas jugó ocho torneos, con un balance de 38 victorias y 6 caídas. Un buen récord, no obstante, pero lejos de las expectativas y de sus últimos años. Las lesiones en el hombro, codo y rodilla, la principal razón de sus ausencias y derrotas.

«Definitivamente quiero asegurarme de jugar sana y en mi mejor momento, o al menos al 70% u 80% sana. Sólo de esa manera puedo ser capaz de jugar en un alto nivel», destacó Serena Williams, con títulos en Wimbledon y Roma en la temporada.

La hoja de ruta de la estadounidense, N°2 del mundo, marca para las próximas semanas dos presencias por China y la participación en el Finales WTA, pero ahora todo tiene un signo de interrogación a pesar de que no defiende puntos (en 2015 se saltó la gira asiática por lesión) y podría regresar rápidamente a la cima del ranking.

«Tenemos que ser honestos. Ha sido una mala temporada para ella», destacó, por su parte, su entrenador Patrick Mouratoglou, también en contacto con CNN. «Cualquier resultado que no es un título es un mal resultado para ella. No podemos estar satisfechos con un Grand Slam y dos finales perdidas», agregó.

«Es un mal año. Hay muchas explicaciones, pero tenemos que aprender y ser mejores el año que viene. Es sin dudas el objetivo», remarcó el coach, dando una señal de que la temporada ya tocó su fin y empezaron a pensar en 2017.

Agencias