La defensa de Uruguay tiene como tarea pendiente parar al veloz Mbappé

La defensa de Uruguay tiene como tarea pendiente parar al veloz Mbappé

Uruguay

A «Mbappé no hay que darle espacio para que aproveche su velocidad», dijo el interior interno de Uruguay Diego Laxalt. Foto: AFP

Los vertiginosos avances de Kylian Mbappé y la pegada mágica de Antoine Griezmann desafiarán este viernes a una retaguardia de Uruguay que roza la perfección en lo que va del Mundial liderada por un Diego Godín cada vez más ‘patrón’ del equipo.

Mbappé llega encendido, le pintó la cara a Argentina en los octavos de final y va por repetir plato. Griezmann tampoco quiere quedarse atrás ante su segundo país más querido.

 

 

Uruguay mantiene su solidez defensiva

 

 

«Tenemos que tener solidez defensiva, la misma que ante Portugal» porque a «Mbappé no hay que darle espacio para que aproveche su velocidad», dijo el interior interno de Uruguay Diego Laxalt en rueda de prensa el martes.

Laxalt y Martín Cáceres son los guardianes de las bandas, mientras que en el centro la pareja de centrales del Atlético de Madrid formada por Godín y José María Giménez le dan dimensión de muralla a la última línea.

Para Laxalt la receta para desdibujar el poderío de Mbappé es simple, defender «en bloque».

Un gol recibido en cuatro partidos, producto de un descuido que facilitó al portugués Pepe un cabezazo que terminó inflando la red defendida por Fernando Muslera, es la carta de presentación del equipo.

Ante los hombres de Didier Deschamps, la tarea defensiva de los uruguayos deberá tomar una nueva dimensión, ya que al poderío del ataque de los Bleus se suma un mediocampo que mete miedo.

Paul Pogba y compañía le pondrán las cosas difíciles a un centro del campo que sufrió en el arranque de la Copa del Mundo por la inexperiencia de varios de sus hombres. Rodrigo Bentancur y Nahitan Nández aguantaron el chaparrón, mientras que la inclusión de Lucas Torreira le dio nueva fuerza a la línea de volantes.

Pero Francia será una prueba de otro nivel.

 

 

Los enemigos íntimos Godín y Griezmann cara a cara

 

 

El viernes a la hora del partido, dos amigos se enfrentarán. Sin lugar para sentimentalismos, Godín y Griezmann, compañeros en el Atlético de Madrid, dejarán de lado toda su complicidad para entregarse a una batalla sin concesiones por un lugar en la semifinal del Mundial.

Ni el amor por el mate de Griezmann y su sentir de «medio uruguayo» interferirán en el duelo. Tampoco Godín bajará su intensidad en la marca.

Luis Suárez salió el martes a poner las cosas claras al francés, compañero de Godín y Josema Giménez en el Atlético.

Antoine «no sabe lo que es el sentimiento de un uruguayo», lanzó el ‘Pistolero’, cortando con una semana de dulces intercambios entre ambas selecciones.

Suárez evitó centrar la atención en Mbappé o Griezmann. Para el atacante, Francia es más que cualquiera de sus piezas en solitario.

«Todo el mundo sabe que (Mbappé) es realmente un buen jugador, pero creo que tenemos una buena defensa para controlarlo. Pero no es solo él, es el equipo» francés el rival a vencer, señaló Suárez.

El delantero del FC Barcelona tendrá una nueva oportunidad de hacer historia el viernes, quizás sin su compañero de fatigas, Edinson Cavani.

La lesión en un gemelo del ‘Matador’ del París Saint Germain lo dejaría fuera del choque.

El premio para el ganador del partido entre Francia y Uruguay es un boleto en las semifinales de la Copa del Mundo, frente al ganador del choque entre Bélgica y Brasil.

AFP