En paralelo, el brasileño Matheus Fernandes comunicó a través de su cuenta de Instagram su fichaje por el club azulgrana, dando a entender que jugará cedido hasta final de temporada en el Valladolid, cuando debería incorporarse también a la disciplina del primer equipo del Barça.

Surgido de la cantera del Botafogo y procedente del Palmeiras, Fernandes, de 21 años, es un mediocampista de corte defensivo que ha jugado 12 partidos con el club paulista tras haber completado 72 encuentros los dos años anteriores con el Botafogo. Por su fichaje, a falta de confirmación oficial, el Barcelona pagará 7 millones de euros fijos más otros 4 en concepto de variables.