- Publicidad -
jueves, febrero 22, 2024
28.5 C
Zulia

Venezolanos celebraron con fervor y gaitas zulianas la XX Feria de la Chinita en Madrid

- Publicidad -

Los venezolanos volvieron a concentrarse en Madrid para celebrar su Feria de la Chinita
nuevamente, con un lleno total, en la misa solemne celebrada por el arzobispo emérito de Madrid,
Carlos Osoro, donde más de mil quinientos corazones latieron al unísono en un acto de fervor y
amor, en la Basílica Hispanoamericana de la Merced, el pasado sábado 18 de noviembre.

Con gran orgullo, la Asociación Cultural Feria de la Chinita en Madrid celebró la vigésima edición de
la fiesta en honor de la Virgen de Chiquinquirá, gracias al esfuerzo y empeño de todas aquellas
personas dedicadas a preservar la cultura y el patrimonio cultural de Venezuela más allá de sus
fronteras.


Foto: cortesía

La Chinita -María del Rosario de Chiquinquirá- regaló a su feligresía una atípica y calurosa tarde
madrileña, recordando el impetuoso calor zuliano que caracteriza a su gentilicio, el mismo calor
presente en cada corazón durante toda su celebración. No hubo rincón de la Basílica madrileña en
la que niños, jóvenes y adultos no llenaran el más pequeño espacio, todos dando gracias a Dios y a
la Señora del Saladillo, como se le conoce en tierras venezolanas.

José Luis Morán Landazábal, presidente de la Asociación Cultural Feria de la Chinita en Madrid,
recordó el camino comenzado en 2004, cuando por primera vez la comunidad zuliana, y venezolana
en general, se reunió en Madrid para honrar a la Chinita, y con el transcurrir de los años esta fiesta
ha ido expandiéndose por diversas ciudades españolas y europeas, siendo, desde entonces, la única
celebración religiosa y cultural activa, de forma ininterrumpida, de venezolanos fuera de sus
fronteras.

“Ay, mi Chinita…”

La homilía de la eucaristía fue presidida por monseñor Carlos Osoro, arzobispo emérito de Madrid
y vicepresidente de la Conferencia Episcopal española, quien destacó la importancia de esta
celebración, ya mundial, para la feligresía mariana, y quiso transmitir la misma homilía de monseñor
Cardenal Porras en Venezuela, a lo que añadió que “la fe trasciende fronteras, la fe no nos hace
extraños en ninguna parte, la fe nos hace hermanos y nos sitúa en el compromiso de construir esa
fraternidad. Y reiteró la bienvenida y acogida del pueblo español a todos los venezolanos, “Que el
Señor os bendiga y os guarde siempre y que os sintáis también, en España, en vuestra casa”.

El cardenal Osoro también se hizo partícipe de la celebración, simultánea presidida en Nápoles por
monseñor Doménico Battaglia, arzobispo metropolitano de Nápoles, así como todas aquellas
eucaristías que se celebraron ese mismo día en distintas partes del mundo, haciéndose eco de las
palabras del papa Francisco llamando a la paz.

Foto; cortesía

Osoro, atreviéndose a llegar a los presentes, con justa emoción mencionó que “preferimos cantar
las alabanzas a Dios y proclamar, como se hace al ritmo zuliano, ‘Gloria a ti, casta señora; de mi
pueblo bravo y fuerte, que en la vida y en la muerte, ama y lucha, canta y ora’”, resaltando, además,
pasajes bíblicos sobre la vida de María y destacando el fervor mariano profesado con ritmo zuliano:
“Ay, mi Chinita, vos sois mi ternura, mi reina del alma. Tu rostro es dulzura, que me da la calma; mi
luz infinita, ¡ay, ve! cómo te quiero, ay Dios, amorcito de mi vida, yo te quiero, yo te amo (…)”, recitó, lo que arrancó aplausos a los presentes.

Venezuela, una sola voz

Con las voces corales del Ensamble Coral Venezuela y su director Williams Pirela, Divertimentum
Vocal, bajo la dirección de Oscar Galián, y Veus Cantants de Catnova, dirigida por el maestro Luis
Eduardo Galián y al ritmo de Madridcaibo en Gaitas, la misa solemne adquirió, con mayor fuerza y
colorido, el matiz de la música venezolana, recordando que la Chinita es de toda Venezuela.

Gaitas, y hasta galerones, dieron una hermosa serenata a la Chinita durante esta misa cantada, que
cada año atrae a más y más personas, venezolanos y españoles, unidos en la fe.
Fiesta venezolana en Madrid.


Foto; cortesía

Posteriormente, en la sala Nazca se bailó al ritmo de cuatro, furruco y charrasca, “al son de
Armando Molero, y como el grupo Barrio Obrero”, durante el concierto de Madridcaibo en Gaitas.

El público no dejó escapar una sola canción sin bailar y aplaudir, aprovechando este encuentro anual
que en cada edición se va quedando corto, ante el clamor de los presentes para tener un poco más
de su terruño en Madrid, su nuevo hogar, y abriendo para ellos las puertas de la época navideña,
tan especial para los venezolanos.

Divertimento y cultura venezolana

Igual, como cada año, la Feria de la Chinita es más que religión y fiesta. Este año las celebraciones
empezaron el 7 de octubre, con el Taller de Improvisación Musical Vamos a Hacer una Gaita Zuliana
en Madrid, impartido por el profesor Víctor Hugo Márquez García, de la Cátedra Libre Internacional
de la Universidad del Zulia sobre Gaita Zuliana.

La siguiente semana, el 14 de octubre, en el Espacio Ronda, se realizó el arranque de feria con
música en vivo, gaitas zulianas, música llanera, pop urbano y música latina con el talento de Feer
Piña, Marion, la música venezolana de Rubén Suárez, DJ, danzas típicas con Venezuela Danza y
Tambor, pasarela de moda étnica a cargo del emprendimiento Moda Wayú Madrid, y una muestra
de artesanías, servicios, repostería y gastronomía típica de un grupo selecto de emprendedores
venezolanos en Madrid. ¡Una jornada llena de sabor, cultura y tradición!

Foto; cortesía

El 28 de octubre se realizó la tradicional misa solemne de bajada de la Virgen. La costumbre reza
que la Virgen cumple con una tradición popular y religiosa muy arraigada en la que se le baja del
altar para que sea acogida por su feligresía y empiezan oficialmente estas fiestas marianas. En
Madrid se realiza desde hace ocho años y se ofrece también una serenata con música típica de la región
a la Chinita.

El 4 de noviembre se realizó el Conversatorio sobre Migración, que abarcó temas como diversos
procesos migratorios, legalizaciones y homologaciones, asuntos laborales, de salud, remesas y
muchos temas más de interés para todas las personas migrantes en Madrid.

Morán Landazábal, a quien se le entregó en esta feria el reconocimiento, por 20 años de labor en
favor de la cultura venezolana y como Custodio de la Reliquia de Nuestra Señora del Rosario de
Chiquinquirá en Madrid, invitó a estar atentos, en las cuentas en redes sociales y en la página web
www.feriadelachinitaenmadrid.com a las actividades que próximamente estarán organizándose
para la comunidad venezolana en la capital española.

Foto; cortesía

Nota de prensa

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -