La Guaira celebra hoy su fundación

La Guaira celebra hoy su fundación

Imagen de Wall Street International Magazine.

La Guaira celebra hoy su fundación.

La Guaira es la capital del estado Vargas y se encuentra ubicada al centro-norte de Venezuela a tan sólo 30 kilómetros de la ciudad de Caracas .

Fueron los aborígenes arauacos quienes primero marcaron con su huella el litoral central venezolano. Sin embargo, 500 años antes de la llegada de Cristóbal Colón, fueron desplazados en algunos sitios por los Caribes, asentados en estas costas. El actual estado Vargas se convirtió después en la gran nación Tarma, «extendida entre Puerto Maya y los Valles del Tuy», poblada por indios que hablaban lengua caribe.

Fundación de La Guaira

La ciudad era antiguamente conocida como Huaira, por ser un asentamiento indígena. Casto Fulgencio López, el historiador más aceptado, establece un día 29 de junio el año de 1589, día de san Pedro y san Pablo. Por eso el nombre formal fue «San Pedro de La Guaira». Ya en 1580, nueve años antes de su supuesta fundación, Diego Ruiz de Vallejo, contador de Real Hacienda de la Provincia de Venezuela, en carta al rey Felipe II, habla del puerto de La Guaira.

Acto de fundación

Muy de mañana llegaron, a lomo de mula, el gobernador y capitán general de la Provincia, don Diego de Osorio, y su secretario, don Simón Bolívar, ancestro de Simón Bolívar. Estaban también los dignatarios del Cabildo de Caracas y algunos indios. El primer cura designado para el pueblo, Padre Franco, daría una misa. Una campana improvisada tañó entre tiros de arcabuz. Don Diego de Osorio, señalando la hora y cuchillo, como se estilaba, declaró fundada, en nombre de la Sacra, Real y Católica Majestad de Don Felipe Segundo, Rey de España, a la población de «San Pedro de La Guaira». Fue el 29 de junio de 1589, el fundador reta con la espada en alto:

«Si alguno fuere tan osado y villano que contradijere este muy grande acto por el cual tomo posesión en nombre de Su Majestad, que comparezca y diga».

Ataques de piratas y otros

Recién fundada, es tomada por piratas neerlandeses. Diego de Osorio, se retira a Caracas en busca de refuerzos y antes de volver, el cacique Guaicamacuto ataca por sorpresa a los piratas ingleses comandados por Amyas Preston, de la flota de Sir Walter Raleigh. Aunque Preston dejó a un lado La Guaira y llegó a Caracas por un sendero indígena que comenzaba en Macuto, los españoles decidieron fortificar el puerto, mejorar y controlar un solo camino y por consiguiente eliminar las picas secundarias.

El 11 de junio de 1641 un sismo afecta a La Guaira, Caracas y sus alrededores. Se estimaron entre 300 y 500 personas víctimas del terremoto. Su magnitud fue de Mb 7,5-8,0. Este sismo es conocido con el nombre de terremoto de San Bernabé.
En 1642, William Jackson, con más de mil hombres, bombardea a La Guaira, pero es rechazado. Otro bombardeo se produce en julio de 1651.
En 1680, el pirata francés Michel de Grammont se apoderó de La Guaira la noche del 26 de junio por dos días y se llevó como rehenes a 150 hombres de la guarnición. Este episodio debió influir en la decisión de aumentar la seguridad de las fortificaciones del puerto y el camino hacia Caracas.
En época colonial La Guaira se convirtió en un punto importante para el comercio con las Antillas y Europa. Desde 1730 opera la Real Compañía Guipuzcoana constituida en virtud de una real cédula del rey Felipe V para controlar el contrabando de los holandeses y consolidar el monopolio comercial, en particular de rubros agrarios como el cacao, el tabaco, el algodón y el índigo.
La Guaira fue el primer escenario bélico de la Guerra del Asiento el 22 de octubre de 1739, al ser atacada por tres navíos de la flota inglesa del almirante Edward Vernon. A las órdenes del Capitán Waterhouse bombardearon las defensas y trataron de tomar el puerto, pero la gente en tierra estaba sobre aviso y lanzaron fuego cerrado.
En marzo de 1743, en la Batalla de La Guaira, el puerto es atacado sin éxito por otra escuadra inglesa de 19 buques al mando del almirante Charles Knowles. Las baterías costeras, dirigidas por Gabriel de Zuloaga, José de Iturriaga y don Mateo Gual, contraatacaron y lograron poner en fuga a los ingleses.
Entre los días 13 y 14 de julio de 1797 el Gobierno colonial de la Capitanía General de Venezuela devela en La Guaira la conspiración emancipadora liderada por José María España y Manuel Gual. Los arrestos que se producen obligan a España a huir junto a Gual hacia Curazao.
Amotinados del buque inglés HMS Hermione entregan la nave a las autoridades españolas del puerto de La Guaira el 27 de septiembre de 1797.

El 20 de noviembre de 1799 llega el barón Alexander von Humboldt y emprende marcha hacia Caracas a través del Camino de los Españoles. Allí se encuentra con Bonpland y son recibidos por el gobernador y capitán general Manuel de Guevara Vasconcelos, quien se ocupa de atenderlos.

En 1804 llega a La Guaira la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna a cargo de Francisco Javier Balmis y José Salvany. La expedición se dividió en La Guaira: José Salvany, el segundo cirujano, se adentró en la actual Colombia y el Virreinato del Perú y Balmis por su parte volvió a Caracas y más tarde a La Habana. El poeta venezolano Andrés Bello incluso escribió en 1804 una Oda a la Vacuna.

El 18 de abril de 1810 llegan a La Guaira los comisarios regios de la Junta Suprema de Cádiz para dirigirse a Caracas, ciudad que encontraron agitada por la revolución que desembocó en la declaración de independencia del 19 de abril. Entonces le tocó intervenir ante la Junta de Gobierno para que no se produjera la independencia total de España. Meses más tarde, Francisco de Miranda al regresar a Venezuela fue recibido con honores y manifestaciones de júbilo en el Puerto de La Guaira.

Con la caída de la Primera República en 1812 mientras el generalísimo Francisco de Miranda esperaba en La Guaira para embarcarse al exterior, un grupo de oficiales patriotas dirigidos por Simón Bolívar, lo apresaron y entregaron a los españoles al que hasta entonces había sido líder del movimiento independentista. Miranda fue encarcelado en el fuerte San Carlos antes de enviarlo a Puerto Cabello.

En 1815 llega a La Guaira la flota española de cerca de 85 buques del general Pablo Morillo, para abastecerse de alimentos y pertrechos destinados a la reconquista del virreinato de la Nueva Granada, siguiendo órdenes expresas del rey Fernando VII.

En 1822, llega al puerto la misión científica que, por intermedio de Antonio Zea, Bolívar había encargado traer desde Europa. Esta misión -conformada en parte por recomendaciones de Alexander von Humboldt- estaba al mando del científico y anticuario peruano Mariano de Rivero. En ella, también participaban los franceses Jean Baptiste Boussingault y Jean François Roulin. Su objetivo era realizar investigaciones científicas en la Gran Colombia y fundar instituciones como una escuela de minería y un museo de historia natural.

En 1856 una flota de tres buques de guerra holandeses bloquean el puerto de La Guaira enviando además un ultimátum al Gobierno venezolano para dar respuesta a sus peticiones sobre la soberanía de la isla de Aves, además de “negociar” los términos de las supuestas indemnizaciones a los judíos expulsados de Coro.

El 13 de marzo de 1858 durante la Revolución de Marzo, el general Justo Briceño bloquea el puerto de La Guaira con algunas naves tomadas en Puerto Cabello.

En 1867 se inicia el levantamiento topográfico para la línea de ferrocarril La Guaira-Caracas. La capital de Venezuela, Caracas, está situada a sólo 11 km. del mar Caribe pero a una altitud de 914 metros; empresas británicas y estadounidenses se disputaron durante 14 años la ruta y su financiamiento. Finalmente, un grupo inglés obtuvo el contrato en 1881 y comenzó la construcción de la línea de 37 km. El ferrocarril comenzó a operar en julio de 1883 y prestó servicio hasta 1951.

El 21 de mayo de 1885 el presidente Antonio Guzmán Blanco, suscribe en Inglaterra un contrato con la empresa Punchard Mc Taggart Lowrther para la modernización del puerto de La Guaira, que incluía un rompeolas de 625 metros aproximadamente de longitud, 945 metros aproximadamente de malecón, sistemas ferroviarios, almacenes, grúas y un faro, entre otras instalaciones. Así mismo se constituyó la compañía La Guaira Harbour Corporation Limited, siendo la nación propietaria de 120 mil acciones ordinarias.

Entre fines de 1902 y principios de 1903, buques de guerra del Imperio Británico, el Imperio Alemán y el Reino de Italia bloquearon los puertos de Venezuela, exigiendo el pago inmediato de las deudas contraídas por el Gobierno a las empresas de sus connacionales. En 1908 los cruceros holandeses Gelderland y Friesland bloquean el puerto de La Guaira con la orden de apresar cualquier buque de la armada venezolana. En 1908 tras la ascensión al poder de Juan Vicente Gómez, atracaron en La Guaira a petición del mismísimo Gómez, los acorazados norteamericanos USS Maine, USS Dolphin y al crucero pesado USS North Carolina, para controlar cualquier revuelta interna tras el golpe de Estado que depuso al presidente Cipriano Castro; oportunidad que aprovecharon los estadounidenses para disuadir nuevas incursiones navales europeas en Venezuela y reafirmar la Doctrina Monroe.

En 1939, 251 judíos europeos prófugos, llegaron a La Guaira en los llamados «Barcos de la Esperanza», el Königstein y el Caribia, después de haber sido rechazados en Barbados, Trinidad y la Guayana Británica. Una historia conmovedora que habla de la calidad humana y valor del presidente Eleazar López Contreras al otorgarles asilo en Venezuela.

En enero de 1950, la Junta Militar de Gobierno inicia la construcción de la autopista Caracas – La Guaira, una de las importantes vías de Venezuela. Inaugurada para finales de 1953 por el general Marcos Pérez Jiménez con un enorme costo, fue considerada por varios aspectos como la obra de ingeniería más importante realizada en América después del Canal de Panamá. Con sus más de 16,1 kilómetros se puede llegar de Caracas al Litoral Central en tan sólo 20 minutos.

El 21 de enero de 1961 embarcaron en el transatlántico portugués Santa María, surto en este puerto, un grupo de 20 miembros del DRIL. Un día más tarde, en Willemstad, Curaçao (Antillas holandesas), embarcó Henrique Galvão con otros tres elementos del DRIL y secuestran el buque con fines políticos y propagandísticos en la llamada Operación Dulcinea.

En esta ciudad han nacido importantes próceres de la independencia venezolana, como José María España y Manuel Gual; dos presidentes de la república como el general Carlos Soublette y el doctor José María Vargas, además el héroe venezolano-curazoleño, Manuel Piar pasó buena parte de su vida en La Guaira.

La Guaira ha sobrevivido a varios terremotos (1812, 1900 y 1967), así como a las inundaciones de los deslaves de 1798, 1951, 1999 y 2005.

Wikipedia