- Publicidad -
martes, septiembre 27, 2022
24.1 C
Zulia

El obelisco del Vaticano: 436 años y nunca se ha caído

- Publicidad -

 

El obelisco del Vaticano: 436 años y nunca se ha caído
El obelisco del Vaticano: 436 años y nunca se ha caído

Este obelisco, desde el 10 de septiembre de 1586 destaca en la plaza de San Pedro, proviene de Egipto y nunca se ha caído.

Así lo cuenta Wikipedia:

El Obelisco Vaticano es uno de los trece obeliscos antiguos de Roma y está situado en la plaza de San Pedro. Realizado en granito rojo, tiene una altura de 25.3 metros y con el basamento (compuesto por cuatro leones de bronce obra de Prospero Antichi) y la cruz alcanza casi los 40 metros. La inscripción reza: «ECCE CRUX DOMINI – FVGITE – PARTES ADVERSAE – VICIT LEO DE TRIBV IVDA», en español: «Esta es la cruz del Señor. Huid, adversarios. Triunfa el león de la tribu de Judá».

Origen

- Advertisement -

El obelisco es de origen egipcio, carente de jeroglíficos, y proviene, según Plinio, de la ciudad de Heliópolis. Primero fue colocado en el Forum Iulii de Alejandría y en el año 40 fue llevado a Roma por Calígula, y colocado en la spina del Circo de Nerón. Permaneció en esta posición incluso después de que el circo cayera en desuso y su superficie fuera ocupada por la necrópolis vaticana. Siglos más tarde se descubrió junto a la antigua basílica de San Pedro, al lado de la iglesia de Santa Maria della Febbre. Es el único obelisco antiguo de Roma que nunca se ha caído.

Traslado

 

Fue trasladado e izado por órdenes del papa Sixto V en el verano de 1586 bajo la dirección del arquitecto Domenico Fontana, que para realizar la tarea usó cuatro meses de trabajo, novecientos hombres, setenta y cinco caballos y cuarenta cabrestantes: fue el primer obelisco que fue izado en la época moderna. En las operaciones de elevación realizadas el 10 de septiembre de 1586 se produjo el famoso grito de un marinero llamado Benedetto Bresca: «¡Agua a las cuerdas!», con el objetivo de evitar la rotura de las cuerdas que estaban a punto de ceder bajo el gran peso del obelisco. Desde el 10 de septiembre de 1586 destaca en la plaza de San Pedro.

Con ocasión del traslado, el globo colocado sobre la cima del obelisco fue trasladado a los Museos Capitolinos, a la primera sala del Palacio de los Conservadores, en una esquina cerca de la gran ventana. Según la leyenda, este globo contenía las cenizas de San Pedro o de Julio César. De la referencia al águila imperial romana de Julio César deriva el término italiano aguglia, inicialmente usado solo para los obeliscos, y actualmente transformado en guglia («pináculo, chapitel»).

 

- Advertisement -

 

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

23,848FansMe gusta
738,684SeguidoresSeguir
471,335SeguidoresSeguir
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -