Truenos: Cómo se producen y por qué suenan

Truenos: Cómo se producen y por qué suenan

truenos-fenómeno

Truenos

Existen ciertos fenómenos climáticos que han llamado la atención de las personas ya desde tiempos antiguos y aún en la actualidad continúan siendo tema de debate y estudios entre los científicos. Uno de los fenómenos más curioso es el de los truenos, por ello, te explicaremos ¿Cómo ocurre este fenómeno?

En tal sentido, la expresión sonora que genera un rayo, se denomina trueno. El origen de los truenos ha sido un tema muy debatido a lo largo de los años. Fue Aristóteles, en el siglo III, el que proporcionó una primera teoría acerca de su formación y era que se generaban como consecuencia del choque entre las nubes. Con el paso de los años, esta primera aplicación ha variado y se ha perfeccionado, hasta hoy día, en el que ya existe un consenso sobre su formación.

 

Truenos y sus ruidos

El trueno es el ruido que se escucha cuando se produce una expansión y contracción de oxígeno. Los cambios de temperatura extremos provocan que la presión de los gases cambie de manera rápida, lo que genera unas ondas de choque que derivan en el característico sonido del trueno.

Los análisis espectroscópicos que se han realizado, indican que la temperatura media de un rayo es de 20.400 (Kelvin) (unos 2.100º C), alcanzando entre 20.000 K y 30.000 K en un primer momento, para luego descender a unos 10.000 K. Estas variaciones de temperatura se producen apenas en los 50 microsegundos que dura un rayo. La temperatura hace que un rayo se expanda a través del aire frío que lo rodea a una velocidad superior a la velocidad del sonido, causando la vibración de las partículas de aire caliente dentro de la fría atmósfera. Esto se llama onda de choque y es similar a una explosión que se expande en todas las direcciones, creando lo que denominamos trueno.

Dependiendo de la naturaleza del rayo y de la distancia de la persona, el sonido del trueno puede variar desde un marcado y fuerte crujido hasta un largo estruendo, y a veces puede alcanzar hasta 110 decibelios, cercano al umbral de dolor para el oído humano.

Debido a que la velocidad de la luz es bastante superior a la velocidad de propagación del sonido, al producirse este fenómeno, primero veremos el rayo y luego escuchamos el trueno. Otro factor que influye en el sonido de un trueno es la región en la que se produce y la formación de la Tierra en esa zona, lo que puede influir en que se produzcan ecos, como ocurre en las ciudades con muchos túneles y edificios.

Por lo general las personas le tiene miedo a los truenos y rayos, lo que no se imaginan es que generan más beneficios que problemas. Producen ozono en la parte alta de la atmósfera, lo que permite que éste se distribuya donde es más útil en su protección contra la radiación ultravioleta.

 

Lea también: 

Inameh: Lluvias de intensidad variable en Zulia y otros estados este jueves 12May

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Albani Laguna/Pasante

Noticia al Día