Reclaman justicia por liberar a presunto abusador de una adolescente

Reclaman justicia por liberar a presunto abusador de una adolescente

Néstor Soto, padre de la joven que fue abusada por su primo segundo. Foto: Mariana Medina

Néstor Soto y Jaregli Hernández son padres de “Abigail”, una joven que afirman que fue abusada cuando tenía 15 años por su primo segundo Erick Camacho, de 30 años, a quienes identificaron como supuesto agresor. Ahora que la adolescente tiene 16 años, rechazan que el familiar esté en libertad.

Los representantes de la muchacha, de quienes se refirieron como «Abigail» para proteger su identidad, contaron que el pasado 13 de junio de 2015 Camacho fue liberado tras permanecer bajo orden de aprehensión. Según les indicó el juez del caso, Guillermo José Infante Lugo, en ese momento titular del  Tribunal Segundo  en competencia de Violencia Contra la Mujer, se dictó la medida humanitaria por unos cólicos, con lo que Camacho fue liberado antes del juicio, fijado para el 30 de octubre de ese mismo año.

Posterior a ello, el padre de «Abigail» abrió un expediente al juez por lo que consideraron una falta, y el mismo quedó registrado bajo el número 150399. Luego de ello, fue designada Yoleida del Valle Serrano de Parra como nueva titular del Tribunal Segundo en competencia de Violencia Contra la Mujer.

Soto aseguró que la juez Serrano no le permitió declarar, tras haber solicitado copia del expediente de “Abigail”, quien no es su hija biológica, pero cuida de ella, junto a la mamá de la niña, desde que la adolescente tenía 6 meses de edad.

Los padres de la joven revelaron que “Abigail” fue víctima dos veces de actos lascivos y uno por penetración cometida por el imputado. Sin embargo, el pasado martes 22 de mayo se celebró el juicio y se otorgó la libertad a Camacho, presunto violador  de la adolescente.

Ante la medida, los padres de la menor de edad afirman que la juez cambió el calificativo a favor del victimario. «Pasó de Abuso sexual agravado y continuado contra la adolescente  a Actos carnales con consentimiento», dijo Soto, quien agregó que desestimaron pruebas forenses, psicológicas y psiquiátricas de la víctima, sin aceptar el efecto suspensivo hasta que la corte lo decida.

Soto y Hernández están a la espera del veredicto para realizar la apelación y lograr por vías legales que Erick Camacho, ahora  de 31 años, cumpla su pena ante la justicia.

Mariana Medina / Pasante

Noticia al Día