La Luna, sus mitos y creencias

¿Qué nos dice la luna?

Durante mucho tiempo, se ha relacionado los ciclos de la luna con diferentes temas como la fertilidad, ciclos menstruales, depresión, ansiedad, recuperación del cáncer. Donde se ha hecho diferentes estudios para comprobarlo, pero aún no se ha descubierto nada.

 

 

 

La Luna es el único satélite natural de la Tierra.  Con un diámetro ecuatorial de 3476 km, es el quinto satélite más grande del sistema solar. La palabra «luna» proviene del latín y es una contracción de «lucina», una forma del verbo luceo que significa brillar. 

Por mucho tiempo, a la Luna se le ha considerado una divinidad, por ello siempre se ha pensado que tiene el poder de influir sobre la Tierra, los animales y nosotros mismos.  

Los ciclos lunares duran 28 días, al igual que el ciclo menstrual de las mujeres. Por esta razón, se relaciona tanto a la luna con el sexo femenino, la procreación y la fecundidad. 

Tiempo antes que se inventara la luz eléctrica, la luna llena proporcionaba una gran cantidad de luz que otras noches. Por lo tanto, las personas con bipolar y otros trastornos mentales pueden haber sufrido algunas alteraciones del sueño y sus comportamientos en esas noches. Una vez que la luz eléctrica estuvo disponible toda la noche, el efecto lunar disminuyó, lo cual podría explicar todas esas historias del pasado que no se pueden confirmar en la actualidad. 

Según distintas creencias, la función de la fase de la luna podría cambiar dependiendo de la persona, influyendo en mayor o menor escala.

La luna nueva dura aproximadamente tres días. Se comenta que durante esta fase se debería desintoxicar el cuerpo, además, se considera una marca para el inicio de nuevas cosas. Por eso, podría ser bueno cambiar hábitos o comenzar nuevas rutinas. Así mismo, se trata de un periodo ideal para la calma. 

En el cuarto creciente, el satélite se encuentra visible a medias. Se comenta que esta fase es de prosperidad, salud y vitalidad. Se cree que aporta energía positiva y que influye en la acciones del mismo modo. Lo más común que se dice con esta fase es lo bueno que es cortase el pelo o podar las plantas, para que crezca más rápido o florezca más fuerte y brillante. 

La luna llena es la fase en donde el satélite se ve completamente, reflejando la luz del sol. Esto podría causar alteraciones en las conductas de los seres humanos que puedo varias, tanto conductas violentas como bajo animo. Esta fase se asocia con la euforia y con los excesos, como también, la plenitud y el logro. 

El cuarto menguante significa la «muerte» del cuerpo celeste. Es la última fase antes de que vuelva a repetirse el ciclo. Se dice que es el momento para tomar decisiones y madurar. Por otro lado, se cree que los problemas y estados mentales decrecen durante esta fase lunar.  

La luna roja se considera que está llena de «sangre». Según las creencias, la energía es perjudicial para los seres humanos ya que acentúan los rencores y odios.

En la actualidad no existe evidencia científica que pueda confirmar los efectos de la luna en los seres humanos. 

Gracias a estas creencias, en la actualidad se celebran distintos rituales relacionados con la luna como por ejemplo, ceremonias, fiestas religiosas, que se programan de acuerdo a la fase lunar. 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Con información de muyinteresante.es/wnyurology.com/mejorconsalud.as.com