- Publicidad -
viernes, septiembre 30, 2022
30.3 C
Zulia

Presidente Petro pidió a Nicolás Maduro ser garante de los diálogos de paz con el ELN

- Publicidad -
Foto: El Colombiano.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, le ha pedido a su homólogo Nicolás Maduro, que sea garante de la negociación con el ELN que espera iniciar a la brevedad, en cuestión de días.

 

 

 

- Advertisement -

 

 

 

- Advertisement -

Los presidentes de Colombia y Venezuela hablaron por teléfono hace poco y acordaron mantener lo antes posible una reunión en Caracas, para planear la hoja de ruta de las conversaciones, según confirmó El País, con fuentes de la Casa de Nariño, la residencia presidencial. Maduro recibió este martes la propuesta oficial, mediante una carta firmada por Petro.

Colombia, en un principio, no quería involucrar a Venezuela en las conversaciones de paz, pero al restablecer las relaciones diplomáticas llegó a la conclusión de que sin el visto bueno de Maduro iba a ser imposible avanzar. El nuevo embajador en Caracas, Armando Benedetti, habló de su deseo de no helenizar las conversaciones entre los países. 

Petro le ha recordado a Maduro en la carta, que Venezuela se comprometió en 2016 a llevar a cabo una agenda de diálogos con el ELN. Más tarde, los países estructuraron un protocolo en el que se contemplaba la vuelta a Colombia de una delegación de la guerrilla a través de territorio venezolano. En ese trayecto no podían ser detenidos ni extraditados. La idea es reactivar lo que ya está firmado, transitar por el camino señalado, lo que hará más rápida la negociación. La guerrilla ha dado señales de que así será.

 

Lee más noticias: Diosdado Cabello a los recién electos jefes de calle y UBCh: «La juventud no es excusa»

 

Los encargados de negociar la paz con las FARC, el mayor proceso de desarme que ha concretado Colombia en su historia, se lamentan a menudo de haber perdido mucho tiempo en tecnicismos. Los guerrilleros querían dejar por escrito todo, sin que nada quedase a la interpretación. No era una obsesión gratuita: en el pasado los grupos armados han firmado acuerdos con el Gobierno que después no se han cumplido, lo que les ha llevado a sentirse traicionados y regresar a las armas. Petro no quiere dar pasos en falsos y pretende aprovechar la literatura jurídica disponible para acelerar el proceso.

Conseguir el desarme del ELN es el primer paso para lograr lo que Petro llama la paz total. El Presidente desea un país sin organizaciones armadas violentas, un mal que afecta a Colombia desde hace décadas. Su intención es lograr que la última guerrilla activa deponga las armas y que los carteles de la droga y los grupos criminales se sometan a la justicia con algún tipo de beneficio carcelario que todavía no se ha concretado. En campaña, Petro conceptualizó la tarea como la paz social, un invento del filósofo francés Jacques Derrida.

En los últimos días, han surgido críticas alrededor de esta idea totalizadora, como las de Sergio Jaramillo, excomisionado de Paz en la negociación con las FARC durante el gobierno de Juan Manuel Santos. En su forma de ver, no debería darse el mismo tratamiento a todos los actores armados de Colombia: “Yo lo llamaría un error de categoría al darle un tratamiento de paz a lo que es un problema de política criminal”. Aún falta por concretarse la ingeniería judicial, pero Jaramillo cree que esto puede llevar a que organizaciones criminales estén ahora mismo rearmándose e intentando ganar apoyo social en poblaciones remotas para presentarse a las conversaciones con el Gobierno con un mayor peso del que en realidad tienen.

Dirigentes del ELN también han sido críticos. “La paz total es una falsa paz, por cuanto la reducen tan sólo a la ausencia de confrontación armada. Darle un tratamiento equivocado a los conflictos sociales seguirá conduciéndonos al alzamiento armado”, escribió el jefe del ELN, alias Antonio García en agosto, a los pocos días de la investidura de Petro. García está considerado el representante del ala más dura e intransigente de la organización. Algunos mandos se muestran disconformes con que se les incluya en el mismo proceso que grupos delincuenciales dedicados al narcotráfico y la extorsión.

El Gobierno considera precipitadas estas críticas. El proceso todavía no está en marcha, apenas se encuentra en fase de estudio. La intención es entablar negociaciones y provocar el rendimiento ante la justicia de todos los grupos armados a la vez, no sólo de uno, como se ha hecho en el pasado. Supone un reto realmente ambicioso en una nación acostumbrada a la guerra. Muchos consideran que no es posible orquestar una política de esta magnitud en este momento en el país que exporta más cocaína en el mundo, con todo la violencia que eso conlleva alrededor. Petro lo cree posible, y por eso está dando los primeros pasos. Por el momento ya ha puesto a Venezuela a trabajar en ello.

 

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el linkhttps://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Con información de El País

 

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

23,848FansMe gusta
738,684SeguidoresSeguir
471,335SeguidoresSeguir
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -