Sábado 15 de junio de 2024
Al Dia

Pasar varios meses sin actividad sexual puede desencadenar problemas de autoestima, estrés, ansiedad e insomnio

Expertos coinciden en que, el no tener ningún tipo de actividad sexual por largo tiempo, tiene algunas consecuencias para el…

Pasar varios meses sin actividad sexual puede desencadenar problemas de autoestima, estrés, ansiedad e insomnio
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Expertos coinciden en que, el no tener ningún tipo de actividad sexual por largo tiempo, tiene algunas consecuencias para el cuerpo, desde desarrollar problemas de autoestima, estrés, ansiedad hasta dificultades para dormir.

Señalan que no hay un cifra exacta para determinar qué tanto sexo está bien en una relación o cuántas relaciones sexuales debe tener una persona a lo largo de su vida. Sin embargo, no tener ningún tipo de actividad sexual por largo tiempo sí tiene algunas consecuencias no tan positivas para el cuerpo.

El diario El Tiempo reseña que algunos estudios han demostrado que las personas adultas que no tienen sexo durante largos periodos, pueden desarrollar problemas de autoestima, estrés, ansiedad y hasta dificultades para dormir.

Cabe aclarar que la actividad sexual no se reduce únicamente a la penetración.

Una vez que se entiende que la sexualidad va más allá del coito, estos son algunos de los efectos de la falta de sexo en el cuerpo. La falta de deseo sexual es el bajo nivel de interés en tener relaciones sexuales donde la persona afectada no responde a la voluntad o deseo de actividad sexual de su pareja. Según los expertos, la falta de deseo sexual suele ir acompañada de problemas físicos o psíquicos, siendo común una disfunción sexual.

Disminución de las defensas del sistema inmunitario: quienes tienen relaciones sexuales con más frecuencia suelen tener niveles más elevados de anticuerpos contra gérmenes y bacterias.

Problemas de estrés y ansiedad: el sexo es una práctica positiva para la salud en general, entre otras cosas, porque da placer y disminuye los niveles de estrés y ansiedad.

Disminuye la libido: no tener ninguna actividad sexual durante mucho tiempo puede provocar que la persona pierda el interés en el sexo por completo, debido a "la falta de producción de las hormonas relacionadas con su estimulación".

Atrofia vaginal: en el caso de las mujeres, sobre todo en la menopausia, se puede presentar el adelgazamiento y resequedad de las paredes vaginales por falta de estrógenos. Disminuye las posibilidades de contraer cáncer de próstata.

Diario El Tiempo

Noticias Relacionadas