ONU preocupada por esclavitud y trabajos forzosos de médicos cubanos en el mundo

ONU preocupada por esclavitud y trabajos forzosos de médicos cubanos en el mundo

Las Naciones Unidas expresaron su preocupación por las condiciones de trabajo de los médicos cubanos en el mundo, según un documento hecho público este lunes y remitido a la isla en noviembre de 2019, al que el gobierno cubano no dio respuesta.

Urmila Bhoola, relatora especial de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y Maria Grazia Giammarinaro, relatora especial sobre la trata de personas, dirigieron una carta al gobierno cubano donde expresaron su inquietud por una denuncia realizada por Cuban Prisoners Defenders, una ONG europea que acusa a la isla de trata de personas y trabajo esclavo por sus misiones médicas.

“Las condiciones de trabajo reportadas podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de trabajo forzoso establecidos por la Organización Internacional de Trabajo. El trabajo forzoso constituye una forma contemporánea de esclavitud”, escribieron las relatoras al gobierno cubano, que hasta el momento no ha contestado a la misiva.

Cuban Prisoners Defenders detalla en su denuncia las condiciones en las que trabajan decenas de miles de profesionales de la isla en varios países del mundo. Más de un 75% del salario de estos médicos pasa a manos del gobierno.

La exportación de servicios es la principal fuente de ingresos de la economía cubana, que ha promediado más de $11,000 millones de beneficios en la última década, según fuentes oficiales.

Bolivia y Ecuador terminaron los contratos con Cuba tras turbios incidentes y el gobierno de Jair Bolsonaro, en Brasil, empujó a la isla a sacar a sus médicos por considerar el convenio como una forma de “esclavitud moderna”.

Cuba pacta con terceros países el pago por sus médicos y luego entrega a los profesionales una pequeña fracción de ese dinero. Además, mantiene el dinero de los médicos congelado en bancos en la isla para asegurarse que los médicos trabajen los tres años que dura el contrato. En caso de que el galeno escape de la misión, ese dinero pasa a manos del gobierno.

Cuban Prisoners Defenders ha documentado irregularidades en el tiempo que trabajan los médicos, falta de contratos legales para ejercer su labor y restricción de movimientos y vigilancia por parte de los supervisores de los programas médicos en el exterior.

“Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones internacionalistas”, recoge el documento publicado por las Naciones Unidas.

La ONU también se muestra preocupada por las denuncias de que los médicos son castigados por ocho años si deciden abandonar los programas de cooperación en el exterior.

“Los médicos considerados desertores no están autorizados de regresar a Cuba durante ocho años y los familiares que permanecen en Cuba estarían sujetos a señalamientos y repercusiones por parte de entidades gubernamentales”, explica el texto.

En la denuncia, Cuban Prisoners Defenders asegura que otros profesionales, entre ellos maestros, ingenieros o artistas estarían sometidos a condiciones de trabajo y de vida parecidas.

El gobierno de Miguel Díaz-Canel no respondió al organismo internacional.

Cuba ha denunciado lo que considera una “campaña” de Estados Unidos para “desacreditar” el trabajo que sus médicos realizan en el exterior. La isla sostiene que las ganancias por el trabajo de sus médicos se utilizan para sostener el sistema sanitario nacional.

 

Nuevo Herald