La importancia de distinguir entre tener depresión y estar triste

La importancia de distinguir entre tener depresión y estar triste

La importancia de distinguir entre tener depresión y estar triste

Actualmente hay muchas personas que confunden la tristeza con la depresión y consideran que estos términos de la salud mental son solo «etiquetas» por lo que no merece la pena detenerse a pensar mucho en si conviene llamar de una u otra forma a cómo nos sentimos.

En el portal web Psicología y Mente aseguran que en la psicología y la psiquiatría se pone esfuerzo en delimitar conceptualmente los procesos mentales y comportamentales, y esto se ve claramente a la hora de establecer una línea entre los trastornos del estado de ánimo como la depresión y emociones como la tristeza.

En el portal explican que la depresión mayor es un trastorno psicológico que de llegar a desarrollarse  hasta llegar a ser muy intensa, hace que la persona que la sufre experimente ideación suicida de manera habitual, fantaseando con quitarse la vida y, en muchas ocasiones, intentando suicidarse.

Ahora bien, la tristeza es una emoción humana, lo que significa que está presente en la vida de todas las personas sin alteraciones psicológicas, y que de hecho, la incapacidad para sentirla es una señal de que es necesario realizar una exploración médica y/o neuropsicológica.

Así podemos entender la importancia de saber distinguirlas.  La depresión, como problema de salud mental, es un aspecto que requiere de apoyo profesional mediante un tratamiento o combinación de tratamientos. En cambio, la tristeza ni siquiera es un problema de por sí; en todo caso, es una consecuencia de un problema por el que estamos pasando, y posiblemente ni siquiera es la más importante.

Además, mientras que la depresión es una señal de que algo va mal en nuestras vidas, la tristeza forma parte de la normalidad, del hecho de vivir y de exponernos a situaciones diversas al interactuar con el mundo y con los demás. Nadie debería plantearse no estar triste nunca, pero sí debería invertir esfuerzos en llevar un estilo de vida que minimice el riesgo de desarrollar depresión.

La depresión, además, lleva a las personas a comportarse de una manera que alimenta el trastorno, generando un círculo vicioso; la tristeza no tiene este efecto, entre otras cosas porque su duración es menor y no llega a modificar de manera significativa los hábitos.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día/Con información de Psicología y Mente