- Publicidad -
lunes, mayo 27, 2024
25.8 C
Zulia

Gabo, nadie se ha dado cuenta que no estás: Mañana la primera década de Soledad

- Publicidad -

Gabriel García Márquez: un nombre que resuena como un eco mágico a través de las páginas de la literatura. Hoy, al conmemorar su partida, nos sumergimos en el río de sus palabras, dejándonos llevar por la corriente de su imaginación.

En la Ciudad de México, en la primavera de 2014, el mundo literario se detuvo. A las 2.45 de la madrugada del 17 de abril, Gabriel García Márquez, el maestro del realismo mágico, cerró los ojos en su residencia en Pedregal de San Ángel. Su partida dejó un vacío en el corazón de millones de lectores, pero también una herencia inmortal de historias tejidas con hilos dorados de lo imposible.

Gabo, como cariñosamente lo llamamos, no solo escribió novelas; creó universos. Sus personajes, atrapados entre lo terrenal y lo sobrenatural, nos mostraron que la realidad es solo una capa superficial. Detrás de cada esquina, en cada rincón de Macondo, aguardaba lo extraordinario. ¿Quién podría olvidar a Úrsula Iguarán, la mujer que vivió más de cien años y vio pasar generaciones? ¿O a Remedios la Bella, que ascendió a los cielos en una sábana blanca?

Su pluma era un pincel que pintaba con palabras. Los amores imposibles, los diluvios interminables, los relojes que se detenían en el momento justo. Todo era posible en su mundo. Y nosotros, sus lectores, éramos cómplices de esa magia. Nos sumergíamos en sus libros como en un sueño profundo, donde las fronteras entre lo real y lo fantástico se desvanecían.

El Palacio de Bellas Artes en México se convirtió en el escenario de un homenaje íntimo. Allí, rodeado de sus seres queridos, Gabo fue despedido. Las cenizas del escritor reposaron en silencio, mientras las palabras de sus obras flotaban en el aire. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el de Colombia, Juan Manuel Santos, estuvieron presentes, junto con admiradores que vinieron a rendir tributo.

Hoy, diez años después de su partida, seguimos celebrando a Gabriel García Márquez. No solo a través de sus textos, sino también en los corazones de quienes encontraron en sus páginas un refugio, un laberinto de mariposas amarillas y un amor que trasciende el tiempo. Como él mismo dijo una vez: “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”. Y así, Gabo vive en nuestras memorias, en cada palabra que pronunciamos al atardecer, cuando el sol se oculta detrás de las montañas y el mundo se vuelve un poco más mágico.

Gracias, Gabo, por tejer sueños en nuestras almas. Tu legado perdurará mientras existan lectores que se adentren en tus páginas y descubran que la realidad es solo un velo tras el cual se esconde la eternidad.

Con Bing-IA

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -