"Una esposa infiel asesinó a Carlos Lanz: Echaron el cadáver a unos cochinos

«Una esposa infiel asesinó a Carlos Lanz: Echaron el cadáver a unos cochinos

"Una esposa infiel asesinó a Carlos Lanz: Echaron el cadáver a unos cochinos

Mayi Cumare pagó 8 mil dólares y lo asesinaron en la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes. El capataz y dos sicarios desmembraron el cuerpo con machete y cuchillos

-Este miércoles 6 de julio, el fiscal general de la República, Tareck William Saab, ofreció una rueda de prensa para dar detalles importantes sobre la desaparición y posterior muerte del profesor Carlos Lanz, hecho ocurrido en el año 2020.

Saab detalló que, después de casi dos años de investigación adelantada por el Ministerio Público, relacionada con la terrible desaparición del líder revolucionario, Carlos Lanz, la Fiscalía tiene elementos de convicción para imputar a los responsables de lo que calificó como un abominable crimen, entre ellos su esposa Mayi Cumare.

Saab agregó: «El secuestro, la desaparición y luego el asesinato del profesor  Carlos Lanz, es una espeluznante trama que mezcla un cóctel de terror con diferentes móviles criminales durante dos años. Se le quiso dar un tinte político; se le quiso dar por móvil pasional al homicidio de Lanz. Sus captores no le respetaron la vida como militante revolucionario».

Al mismo tiempo, la máxima autoridad del Ministerio Público informó: «Carlos tenía 74 años, y este hecho fue tan preparado; tan minuciosamente organizado, que creyeron que tenían la cuartada perfecta para el crimen perfecto. Sin embargo, nosotros decimos que no hay crimen perfecto».

El Fiscal informó que desde el pasado sábado, las autoridades del MP han venido entrevistando a los responsables, entre ellos,  la esposa de Lanz, Mayi Cumare y un grupo de personas, quienes actuaron como autores intelectuales y materiales del crimen. 

El funcionario añadió: «Este caso ha conmocionado al país y las investigaciones continúan. No descartó que pudiera haber más detenidos. Tenemos trece personas detenidas por su vinculación con la desaparición y posterior asesinato del profesor Lanz».

Tarek William Saab,  indicó que al comienzo de las investigaciones, se presumió que Lanz salió el 8 de agosto de 2020, de forma voluntaria, ya que llevaba consigo su arma de fuego como de costumbre lo hacía, cuestión que, informó el Fiscal, enojaba mucho al Comité de Busqueda de Carlos Lanz. «Paralelo a lo que nosotros decíamos, el Comité de Búsqueda decía que había un secuestro violento de agresión con participación de mercenarios extranjeros. En tal sentido, teníamos corroborado que a partir de las 8:30 y las 9:30, hubo una gran laguna y nadie nos sabía responder que había pasado en ese lapso», destacó el Fiscal.

«Seguimos avanzando y la conclusión era que Lanz había sido sacado de su casa por alguien de su extrema confianza, por como era: él había sido guerrillero, una persona de larga trayectoria y una gran personalidad y no iba a salir en plena pandemia con cualquier pela gatos, tenía que ser alguien de confianza», subrayó.

 

Versiones familiares

«Su esposa declaró que ella salió a las 8:30 y que  dejó al profesor durmiendo. A las 11:30 a. m. aproximadamente, la hija de Carlos Lanz, salió de su habitación y se percató de que su padre no estaba. A partir de ese momento no se supo más de él», refirió Saab.

El fiscal continuó: «Recibimos la denuncia el pasado 9 de agosto y es cuando se designan a tres fiscales con competencia en Derechos Humanos, Extorsión y Secuestro y Delitos Comunes para realizar las diligencias de investigación; se incorpora un psiquiatra, una Unidad Criminalística del Ministerio Público, a dos expertos en poligrafía y a un cuarto fiscal para un total de seis. Sumados a órganos auxiliares de investigación como el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), han llevado adelante las pesquisas, aclaró Saab. 

 

Se hicieron más de 200 diligencias

Entre esas diligencias se realizaron entrevistas al círculo familiar, vecinos, equipo de trabajo, amigos, compañeros de ideales, entre otros, experticias forenses, análisis de telefonía, revisión de movimientos migratorios.

El funcionario reveló que también se hicieron «Pruebas de polígrafo, inspecciones técnicas a su vivienda y otros sitios, recorrido con drones, análisis de grabaciones de cámaras de seguridad, análisis de perfiles financieros».

Ademas de «extracción de contenido de dispositivos de almacenamiento, ensayos de luminol para detectar rastros de sangre si los hubiese, verificación en puertos y aeropuertos, despliegues en Guárico, Bolívar, Aragua, Caracas y Cojedes.

Así como también: «Experticias psiquiátricas y perfil psiquiátrico familiar, entre otras. En total han participado en la investigación por el Ministerio Público 6 fiscales». 

 

Esposa infiel y asesina

 

Saab reveló que a partir de la reunión del 28-A,   se pudo detectar que una de las personas del círculo más cercano a Carlos Lanz había cambiado su residencia tras 20 años de trabajo en la casa de la familia. Era la doméstica de la familia Lanz.

Por lo que, «este comportamiento inusual llamó la atención de los investigadores y fiscales. Siete días antes del hecho, esta persona se va de la vivienda en plena pandemia y cuarentena radical», dijo.

Detalló que una comisión del MP se trasladó, desde Caracas, a Mene Grande, en el estado Zulia, el pasado 27 de junio, y «se logra ubicar a Mayuri Acevedo, casi miembro de la familia, trabajadora doméstica de Carlos Lanz, para el momento de su desaparición. Al ser entrevistada, esta persona añadió nueva información valiosa para esclarecer los hechos».

 «Se hizo un vaciado telefónico de la empleada doméstica y posteriormente la detención de estas dos personas».

«Esta ciudadana reportó al MP una relación de hostilidad entre Carlos Lanz y su esposa Maxiorisol Cumare, e identificó a 2 parejas extramatrimoniales de ella; de nombres Oliver Medina y Glenn Castellanos; amante de larga data y con antecedentes criminales como asalto a bancos, robo de vehículos, delitos conexos, razón por lo que se realizó un exhaustivo análisis telefónico.» 

Se logró ubicar y entrevistar a Oliver Medina, quien afirma que para el momento de los hechos mantenía una relación sentimental con Maxiorisol Cumare. Revela que pertenecía a su equipo de trabajo, por lo que recibía beneficios económicos».

El fiscal continuó revelando el plan criminal y expresó: «Quiero destacar que esto lo ratifica en declaración firmada, Darwin Zambrano, novio de Alieska Gil,  la hijastra de Carlos Lanz y quien decide develar los turbios comportamientos de Maxiorisol Cumare sobre Carlos Lanz», dijo Saab.

«Estos hechos, que involucran las malas atenciones de pareja y el engaño al cual lo sometía. Ella cumplía con todo el perfil psicológico de un sociópata y Transtorno de Personalidad Límite Fronteriza. Aclaró el Fiscal que en este caso quedó en evidencia el maltrato psicológico de parte de Cumare hacía Carlos Lanz.

Tras estas revelaciones, Saab dijo que se ubicó a Glenn Castellanos (pareja extramarital de Maxiorisol Cumare) quien tras ser interrogado aporta la información que dio el giro definitivo a la investigación. Glen Castellano delató a Mayi Cumare y admitió que él participó en el asesinato del profesor Carlos Lanz por mandato de Mayi Cumare.

Tareck William Saab explicó que Castellano en su delación, afirmó que 3 meses antes del hecho, Cumare le encomendó desaparecer a Carlos Lanz, para lo que le aportó un pago de 8 mil dólares, con el objetivo de neutralizar a Lanz. Cinco mil dólares para un pram de Tocorón, dos sicarios y para él 3 mil dólares.

Ese pago lo realizó Mayi, tres meses antes y le dio la orden expresa a Glen Castellano : «El cadáver nunca debiera encontrarse». Según Castellano, ella (Mayi) estaba obstinada de que Lanz obstaculizara sus negocios de corrupción con distintos proveedores».

«Debo destacar todos estos hallazgos de la investigación se destaparon en los últimos 4 días, en los cuales personalmente he estado realizando las entrevistas y coordinando el seguimiento de todas las actuaciones para resolver este lamentable caso», refirió.

 

El secuestro e intento de desaparición del cadáver

«Todo esto revela que Tito Viloria y Zaida Suárez pagaban comisiones a Maxiorisol Cumare tras obtener contrataciones como proveedores del Inces» explicó.

«Tras la delación de Castellanos, él nos llevó hasta la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes, siendo acompañado por un equipo de expertos forenses y un grupo de caninos con preparación especial para la ubicación de cadáveres, lo cual arrojó los siguientes hallazgos», relató.

«Luego de  la identificación de zonas por parte del equipo canino, en las que orientan la ubicación de sangre y restos de cadáveres; ubicación de restos de sangre, detectados por la prueba de luminol, en una fosa ubicada en la finca.

En el sitio, ubicacaron una prenda de vestir (camisa) la cual fue reportada como la utilizada por Carlos Lanz, al momento de su desaparición».

«Finalmente, se identificó al capataz de la finca, Helis Becerra; de presunta nacionalidad colombiana. La delación lo identifica como una persona peligrosa».

Recalcó Saab que Lanz no salía con cualquier persona de su casa, tenía que ser una persona de su confianza. En este caso Tito Viloria, quien valiéndose de su amistad con él lo invitó a una reunión con milicianos en Mariara».

«En los primeros abordajes de la investigación, el Cicpc encontró dos videos que reportan la salida de Cumare, pasadas las 09:30 a. m.
 
«Mientras viajaban hacia Mariara, en el sector Yagua, fueron abordados por un grupo criminal conformado por José Pinto (alias Bombero Osa, quien ya fue capturado) y Pedro Basketbol . Quienes haciendo uso armas de fuego forzaron a Carlos Lanz, para que ingresara en una camioneta Ford Explorer azul, en la cual lo trasladaron hasta la finca La Fortaleza. Al momento de llegar a Yagua, los  interceptan y bajo la mirada fría de Viloria, lo amordazan y lo trasladan hasta la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes».
 
«Para el día del hecho, Cumare diseñó una coartada que consistió en la realización de una jornada de limpieza en el Inces organizada por ella, en plena pandemia de Covid-19. Este hecho siempre causó ruido en los investigadores».
 
La máxima autoridad del MP dijo que en presencia de Tito Viloria, Helis Becerra (capataz de la finca) y Glenn Castellanos, le propinan dos disparos en la cabeza y lo lanzan a una fosa cavada por el capataz el día anterior.

«Ahí lo mantuvieron amordazado y maniatado. El día que lo mataron, le dijeron a Carlos «Prepárate que te vamos a matar. Arrodíllate. Carlos les respondió: No, si voy a morir, voy a morir de pie» y luego le propinaron dos disparos en la cien que le destrozó el cráneo», según testimonio de un vinculado.

«Luego deciden no dejarlo en la fosa, sino ubicar al cadáver en una cama de plástico y lo llevan hasta una cochinera; donde fue desmembrado y arrojado a nueve cerdos (método utilizado por paramilitares colombianos)».

«Los asesinos prepararon una fosa tres meses antes. Luego de asesinarlo lo lanzan a la fosa, pero de ahí lo trasladan a un lugar donde había cerdos o cochinos. El capataz de la finca junto a los dos sicarios tomaron unos cuchillos y un machete, lo desmembraron y se lo dieron a los animales, reveló el fiscal».

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Ernestina García

Noticia al Día