Facundo Cabral y Santa Madre Teresa de Calcuta: Una maravillosa conexión anticipada

Facundo Cabral y Santa Madre Teresa de Calcuta: Una maravillosa conexión anticipada

Pregunté a la Madre Teresa en Calcuta: ¿cuándo descansa? y me dijo: Descanso en el amor. (Foto: psicologosperu.blogspot.com)

Pregunté a la Madre Teresa en Calcuta:
¿cuándo descansa?
y me dijo: Descanso en el amor. (Foto: psicologosperu.blogspot.com)

“Caramba, ahora sí que estás en problemas: ¿dónde vas a poner el amor que te va a sobrar?” le dijo la Madre Teresa a Facundo Cabral y lo llevo a Calcuta a bañar leprosos, ¡Lo salvó!

En 1978 el cantante argentino oriundo de la ciudad de La Plata perdió a su esposa e hija en un accidente aéreo en ese momento la madre Teresa, recientemente declarada Santa, lo llamó y lo llevó a Calcuta a ponerse al cuidado de los leprosos, y es que el «indio gasparino»; como se le conocía al compositor bonaerense en sus inicios, y la Madre Teresa sostenían una relación amistosa según lo divulgado por Claudio Gorrini, quien trabajó musicalmente con Cabral.

Cabral admiraba de la religiosa su desarrollo espiritual a través del tiempo, parecía que todo este asunto de la amistad entre Facundo y la Madre Teresa era un encuentro marcado por la religiosidad de los dos, su entrega al servicio. Cabral relató que una vez le preguntaron a la beata si tenía amigos artistas, en referencia al cantautor argentino, ella respondió: «El no es artista. Es un testigo. Es un testimonio de lo que puede hacer Dios con tu vida si te dejas llevar por Él».

El punto central según sus propias palabras es «El amor que nos sobra». Es bien sabido que todos necesitamos ser amados y que todos tenemos la necesidad de profesar amor; nos abocamos al servicio, de sentirse útil y de aliviar el sufrimiento del otro.

Facundo le cantaba a la paz, al amor, y a las virtudes de la fe dentro de la humildad, su discurso denunciativo le ganaba un aire un poco izquierdoso, y por ende era un ferviente en decir que el dinero no tenía importancia y si «aquello de la Madre Teresa de Calcuta» queriendo decir que las virtudes espirituales, caritativas y escudadas en la fe eran las que importaban.

Declarado como Mensajero de La Paz en 1996. En materia religiosa Rodolfo Enrique, como reza su nombre de pila, se consideraba como un «cristiano ecuménico, no católico» colaboró estrechamente con quien fuera su amiga.

Luego del fallecimiento de la esposa e hija del cantante, este se radicó en Calcuta para dedicarse al servicio de los leprosos bajo la tutela de la Madre Teresa de Calcuta; una vez Cabral le llegó a preguntar en donde se encontraba el sitio del hombre, y ella le dijo «en donde sus hermanos lo necesitan», ante esto Cabral encontró un sitio en donde poder aplicar el valor de la bondad y el amor a los que lo necesitaban, convirtiéndose así en un testigo forjado por Dios.

En tal sentido, Facundo se autodefine como aquel que «no es de aquí ni de allá» sino de todos, ya que la amistad con la Madre Teresa lo transformó en un benefactor de la caridad, puesto al servicio de Dios, el simple encuentro de estos dos personajes en vida estaba predestinado para cambiarlos a ambos.

Jesús Castellano / Pasante

Noticia Al Día / Con información de EL UNIVERSAL / EFE / LA VOZ