- Publicidad -
jueves, febrero 22, 2024
26.9 C
Zulia

El horno en el que paramilitares colombianos habrían quemado cuerpos en la frontera con Venezuela (+fotos)

- Publicidad -

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) de Colombia halló un horno en los que paramilitares habrían incinerado cuerpos de sus víctimas durante el conflicto armado, informaron las autoridades.

Lea también: Exjefe paramilitar aseguró que en la frontera de Venezuela se enterraron al menos 200 desaparecidos

En Juan Frío, que hace parte del municipio de Villa del Rosario, en el departamento de Norte de Santander, un grupo de forenses de la UBPD excavó lo que antiguamente fueron unos hornos para el procesamiento del zumo de caña de azúcar, pero luego fueron usados por las AUC para incinerar cuerpos.

De esta forma, los paramilitares evitaban dejar rastros de la barbarie que cometían en la línea fronteriza con Venezuela bajo las órdenes de Salvatore Mancuso, quien actualmente se encuentra recluido en una cárcel de Georgia (Estados Unidos), donde cumple una condena por narcotráfico.

El sitio fue desenterrado en el extremo de ese departamento colombiano que está situado en el margen del río Táchira, perteneciente al estado venezolano homónimo.

“Se ha hallado el horno en el que los paramilitares quemaron centenares de colombianos(a)s en territorio venezolano”, dijo el presidente Gustavo Petro al compartir una publicación del congresista Alfredo Mondragón en su cuenta de la red social X (antes conocida como Twitter).

En busca de restos de las víctimas en hornos hallados en la frontera

Marlon Sánchez, un antropólogo de la UBPD, explicó que en el lugar funcionaba antiguamente un trapiche que presuntamente fue utilizado por las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) como horno crematorio.

“Lo que estamos haciendo aquí es tratar un poco de reconstruir las áreas donde presumiblemente los cuerpos fueron dispuestos para ser sometidos a altas temperaturas y documentar la posibilidad de que aún pueda existir evidencia de ello”, manifestó Sánchez sobre el trabajo del equipo.

Las excavaciones iniciales tienen aproximadamente un metro de profundidad y se han enfocado en los sitios donde funcionaban las llamadas ‘Pailas’, lugares que mayor potencial forense tienen en el antiguo trapiche, que habría estado enterrado durante dos décadas.

Se trata de la segunda intervención de la UBPD en el sitio. La primera se realizó en mayo del presente año, informó el organismo, que “continuará con estas labores para reconstruir los hechos que ocurrieron entre 2002 y 2004 en el marco del conflicto armado colombiano”.

En mayo pasado, el exlíder del Bloque Catatumbo de las AUC participó, de manera virtual, en un encuentro celebrado en los hornos de Juan Frío, en el que el excabecilla paramilitar aceptó su responsabilidad en los asesinatos de civiles y afirmó que era uno de los responsables de haber ordenado la desaparición de los cuerpos.

Según su testimonio, el propósito de estas incineraciones era para que las víctimas no pudieran ser contabilizadas por la fuerza pública.

En agosto pasado, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas también realizó una intervención en el Cementerio Central de Cúcuta, principal ciudad colombiana de la frontera con Venezuela, en la que examinaron cerca de 600 bolsas con cadáveres.

Dicho cementerio ha sido durante décadas el principal receptor de cuerpos de personas fallecidas y no identificadas o identificadas pero no reclamadas en el departamento de Norte de Santander.

Noticia al Día

Con información El espectador/El País

Fotos: Agencias

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas
más

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -
- Publicidad -