- Publicidad -
martes, febrero 7, 2023
31 C
Zulia

El 23 de Enero: Un emblema de la democracia que fue construido en tiempos de dictadura

- Publicidad -

Se le conoce como 23 de Enero desde hace 65 años, cuando las fuerzas democráticas de Venezuela pusieron punto final a la dictadura encarnada por Marcos Pérez Jiménez. Tres años antes, el General, quien gobernó con mano de hierro al país, la había bautizado como Unidad Residencial 2 de Diciembre, aludiendo a la fecha en la que tomó el poder en 1952.

Los arquitectos Carlos Raúl Villanueva, José Hoffmann y José Mijares diseñaron para el Banco Obrero esta monumental comunidad conformada por tres unidades vecinales y que se edificó en el oeste de Caracas entre 1955 y 1957.

La página web El 23 Foro Activo detalla la magnitud de la ambiciosa obra: “En la Urbanización 2 de Diciembre, inspirada en las teorías urbanísticas y arquitectónicas de Le Corbusier, se construyeron nueve mil 176 apartamentos en un total de 38 superbloques (de 150, 300 y 450 apartamentos) de 15 pisos y 42 bloques pequeños, así como 17 jardines de infancia, 8 guarderías, 25 edificios de comercios, 5 escuelas primarias, 2 mercados y 2 centros cívicos para una población aproximada de 60 mil habitantes”.

El primer hecho curioso que salta a la vista es que su denominación estuvo anclada al ascenso y ocaso de Pérez Jiménez.

Foto: cortesía / Guía Caracas

Un nuevo nombre, otro rumbo para el país

El nombre que se conserva hasta nuestros días, y con el cual se le dio la distinción de parroquia, recuerda la acción cívico-militar del 23 de enero de 1958, que abrió las compuertas a la era democrática en el país.

Una de las aspiraciones del dictador era que no existiesen barrios en Caracas; sin embargo, ocurrió todo lo contrario, en el 23 de Enero y en toda el área metropolitana. A las zonas de Monte Piedad, Sierra Maestra, El Mirador, La Cañada, Zona F, Zona E y la Zona Central, se suman otras zonas populares que crecieron alrededor del urbanismo, que hoy día dista mucho de ser lo que se proyectó.

Foto: cortesía

El 23 de Enero y sus luchas

El 23 de Enero es un referente en lo que a organización comunitaria, luchas populares y militancia se refiere.

Se cuenta que en aquellas viviendas que fueron demolidas para abrir paso a las modernas edificaciones, vivían algunos líderes sindicales de la industria petrolera, militantes y simpatizantes del Partido Comunista.

Los testigos de la época aseguran que muchas de las acciones que precipitaron la caída de Pérez Jiménez se gestaron entre los muros del urbanismo 2 de Diciembre, lugar donde la Junta Patriótica, que adversaba al Gobierno, había colocado uno de sus comandos.

Así mismo, refieren que las mayores expresiones de júbilo por la derrota del dictador se presenciaron en sus calles, donde el consenso popular llevó a que se le diera la denominación de 23 de Enero, para luego ser considerada como parroquia.

Al 23 de Enero también se le ha estigmatizado a lo largo de los años, aunque entre sus habitantes existe gente noble, trabajadora y alegre, vibrante como la salsa que se deja resonar en el lugar.

En los últimos 20 años, este sector ha sido asiento de agrupaciones de civiles conocidos como colectivos, que ejercen influencia sobre la comunidad y sobre los cuales existen opiniones bastante divergentes en la colectividad caraqueña.

Así mismo, en la parroquia 23 de Enero se encuentra la antigua sede del Museo Histórico Militar, convertido en el Cuartel de la Montaña, mausoleo donde se encuentra el fallecido presidente Hugo Chávez.

El edificio República de Venezuela o Edificio Venezolano, el bloque que no se construyó en Venezuela, continúa erguido con sus quince pisos en una de las zonas más exclusivas de Cali – Foto: El País (Colombia)

El bloque perdido del 23 de Enero

El bloque número Ocho del 23 de Enero no existe y no es, precisamente, por un error de nomenclatura.

Resulta que uno de los edificios que debía ser construido en la parte oeste de la parroquia fue donado por el entonces presidente Marcos Pérez Jiménez a la República de Colombia, en un gesto de buena voluntad y cooperación tras una tragedia ocurrida en Cali.

El 7 de agosto de 1957, se produjo una gran explosión en la referida ciudad neogranadina, cuando siete camiones del Ejército, cargados con grandes cantidades de dinamita, estallaron. El saldo fue de cuatro mil fallecidos, otros miles de heridos y cientos de damnificados.

La Unidad Residencial República de Venezuela fue la donación del Gobierno nacional ante esta contingencia de gran repercusión, siendo el bloque Ocho el que no se levantó en suelo venezolano.

Lee también: Capriles aún no descarta participar en las primarias: «Estoy evaluando el terreno»

Noticia al Día

Con información de Guía Caracas / Aporrea / Supuesto Negado

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -